Política

Las claves ocultas del pleno sobre Bárcenas: “Rajoy no podía irse de vacaciones con este asunto pendiente”, el PP ya no hablará más del ex tesorero salvo en los tribunales

Rajoy resumió el objetivo de su comparecencia ayer en el Senado en dos puntos: despejar las dudas sobre la estabilidad del Gobierno y de España, y defender que no es culpable de ningún delito. El presidente se propuso no dejar pendiente el asunto antes de irse de vacaciones, y a partir de ahora ni él ni nadie del Ejecutivo y del PP volverán a hablar del ex tesorero, salvo en sede judicial.

Según ha sabido El Confidencial Digital, Mariano Rajoy trasladó a su gabinete en Moncloa, y a la ejecutiva del partido, que la comparecencia en la Cámara para hablar sobre el ‘caso Bárcenas’ será una excepción en la estrategia de comunicación del Gobierno y del PP.

El presidente considera que, a partir de ahora, y una vez dada su versión en el Senado, no habrá que salir a la palestra para contrarrestar informaciones sobre el ex tesorero o que proporcioné él en el futuro. Desde el Ejecutivo se da por hecho que será un verano lleno de filtraciones, pero Rajoy ha dado instrucciones de mantener la “calma” para no entrar en el juego de Bárcenas.

Quería comparecer antes de irse de Madrid

Fuentes gubernamentales y dirigentes nacionales del PP consultados por ECD explican que Mariano Rajoy quería aclarar en el Parlamento que “estaba limpio”, antes del ‘parón’ estival de agosto.

En concreto, aseguran que el presidente ha comentado que “no podía irse de vacaciones con este asunto pendiente”. Las dudas sobre la estabilidad del Gobierno, y las que existían sobre su propia persona, “necesitaban una respuesta pública como la que ha dado ante todo el arco parlamentario”.

Rajoy quería dejar claro, sobre todo de cara a la prensa internacional, que no piensa dimitir, porque no ha cometido ningún delito: “Se ha presentado como un presidente serio, y honrado, de un país estable”. Con su declaración, ha buscado “asegurar un verano sin dudas sobre la política y la economía españolas”, dicen las citadas fuentes.

Consigna: hablar sobre Bárcenas sólo ante el juez

Una vez celebrado el pleno, la consigna en el Gobierno y en el PP es clara: ningún miembro del partido realizará declaración alguna sobre Bárcenas tras las explicaciones del presidente.

Las únicas declaraciones sobre el ex tesorero se realizarán en sede judicial. Sólo María Dolores de Cospedal y Javier Arenas explicarán en la Audiencia Nacional cómo se lleva la contabilidad del partido, y defenderán su inocencia ante las acusaciones de Bárcenas.

En este sentido, las fuentes consultadas explican que la secretaria general del PP realizará ante el juez Pablo Ruz una “declaración completa” sobre su trabajo personal en el partido, pero también sobre el funcionamiento interno de las cuentas en Génova.

Moragas lideró la estrategia de Rajoy

Tal y como se contó en estas páginas, Jorge Moragas se impuso a Pedro Arriola y convenció a Rajoy para comparecer ayer en el Senado.

El jefe de gabinete del presidente fue durante el pleno de ayer la ‘sombra’ del presidente, con el que preparó hasta el más mínimo detalle de sus intervenciones ante la Cámara: tanto el discurso de apertura del pleno como la posterior réplica a Rubalcaba,

Una vez concluida la primera alocución del líder socialista, Moragas reunió a los asesores de Moncloa, y también a Carmen Martínez de Castro, en una dependencia del Senado contigua al pasillo que da al salón de plenos, para ‘pulir’ con ellos la respuesta de Rajoy.

Además, minutos antes de la réplica del presidente, el propio Rajoy abandonó el hemiciclo para cerrar con Jorge Moragas los últimos detalles de su segunda intervención. Volvió al pleno coincidiendo con el turno de palabra de Alfonso Alonso, que, con su discurso combativo, se convirtió en uno de los triunfadores entre los populares.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable