Política

Sucesión en el trono de España

El CNI aconsejó a don Juan Carlos una abdicación rápida

El servicio de inteligencia concluyó que la transición a Felipe VI tendría que estar cerrada antes del verano porque se prepara un 'otoño caliente' en el país

El rey comunica a Rajoy su abdicación.
photo_camera El rey comunica a Rajoy su abdicación.

Don Juan Carlos habló sobre la conveniencia o no de una abdicación, y sobre el momento más oportuno para anunciarlo, con unas pocas personas de su máxima confianza. Y también quiso saber la opinión de un interlocutor especialmente significado: el Centro Nacional de Inteligencia.

Según ha sabido El Confidencia Digital, de fuentes de la inteligencia del Estado, el rey pidió al CNI una valoración sobre la decisión de abandonar el trono y pasar el testigo a su hijo el príncipe Felipe. Y el Centro le envió un informe conteniendo unas cuantas recomendaciones. La principal, que tendría que articularse una abdicación 'rápida'.

Un recurso frecuente

El rey ha recurrido en muchas ocasiones a la información y los análisis del CNI, que además tiene como principal dirigente, como director del Centro, a una persona de su máxima confianza, el general Félix Sanz Roldán, con el que, además de los contactos protocolarios y oficiales, mantiene desde hace tiempo una relación a amistad y con el que habla frecuentemente.[OBJECT]

En esta ocasión, ante una decisión tan sensible como la abdicación, en lo personal pero sobre todo para el conjunto del país, don Juan Carlos decidió solicitar a los servicios de inteligencia una valoración técnica sobre los efectos de esa medida, y también sobre los plazos y procedimientos más convenientes.

Antes del verano

De acuerdo con la información obtenida por ECD, el Centro Nacional de Inteligencia recomendó al monarca que, de llevarse finalmente a cabo, la abdicación tendría que hacerse cuanto antes.

Su dictamen apuntaba que el mejor momento era antes del verano, o como más tardar en el propio verano, pero sin esperar al recomienzo del nuevo curso político e informativo

Se teme un otoño caliente

El principal argumento para proponer ese calendario fue que la transición, con el ascenso del príncipe de Asturias al trono, convertido en nuevo rey, debería quedar cerrada entonces por la previsión de una situación difícil en el país en los meses de final de año.

En concreto, el CNI pronostica que, según sus análisis, España vivirá un tormentoso otoño, un otoño caliente y hasta crítico, y por tanto convenía tener cerrado antes el proceso de la sucesión en el trono.

Hacerlo rápidamente

Además, la posición del Centro fue que los trámites del abdicación y toma de posesión del nuevo rey se realizaran con cierta rapidez.

El consejo del CNI se resumió en que "alargar el proceso de la sucesión puede poner en juego la estabilidad política e institucional del país".

 

Además de otras previsiones políticas, en otoño está prevista la celebración de la consulta en Cataluña, fijada por Artur Mas para el 9 de noviembre.

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?