Política

Los dos escoltas tiroteados en Castro Urdiales han declarado ante la Guardia Civil que fueron “encapuchados” los que han disparado

Dos escoltas que viajaban en un vehículo, un Toyota Auris, han sido tiroteados esta mañana cuando se disponían a coger su vehículo en la localidad cántabra de Castro Urdiales. Ambos han resultado ilesos.

En un principio, ha circulado la hipótesis de que fue un tiroteo entre ambos escoltas. La presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, afirmó incluso que el tiroteo ha sido "algo entre los dos escoltas".

Pero según ha podido saber El Confidencial Digital, A. S. y J. E., los dos guardaespaldas, han declarado a la Guardia Civil que los disparos fueron otra de unos “encapuchados”. Pasadas las 13 horas, los escoltas seguían manteniendo esta versión.

Los hechos se produjeron cuando salían de un garaje camino a su puesto de trabajo y, según su declaración, ellos también dispararon para repeler la agresión. Al menos, cuatro balas impactaron en el vehículo. Ambos profesionales huyeron “a toda velocidad” del lugar de los hechos.

Fuentes de la investigación consultadas por ECD no descartan en estos momentos la hipótesis de que se trate de un atentado.

Hay que recordar que los escoltas han recibido desde la ruptura de la tregua numerosas amenazas e, incluso, atentados. Por ejemplo, el que sufrió Gabriel Giner Colás, escolta el concejal del Partido Socialista de Euskadi (PSE) en Galdácano, Juan Carlos Domingo, con bomba lapa; o el artefacto colocada en la vivienda de un escolta.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable