Política

Inés Arrimadas obtiene más de un millón de votos

21-D. Ciudadanos gana las elecciones, pero los independentistas retienen la mayoría absoluta

Consigue 37 escaños, seguido de JpCAT (34) y ERC (32). El bloque separatista suma con la CUP (4). Mal rendimiento electoral del PSC y caída estrepitosa de PP y los comunes

Inés Arrimadas, durante una comparecencia en el Parlament.
photo_cameraInés Arrimadas, durante una comparecencia en el Parlament.

Victoria histórica de Ciudadanos, pero nueva mayoría parlamentaria de los independentistas. Dos años después de las últimas elecciones, y tras una declaración ilegal de independencia y la posterior aplicación del artículo 155, todo sigue igual en Cataluña.

Pese a que el partido de Inés Arrimadas ha conseguido ser la primera fuerza política de Cataluña, Junts per Catalunya y Esquerra Republicana han respondido por separado en la cita electoral del 21-D mejor que juntos en 2015, y sus 66 diputados, sumados a los 4 de la CUP, sitúan al bloque separatista con mayoría en el Parlament.

Con el 87,20 por ciento escrutado, Ciudadanos ha logrado el apoyo del 25,41 por ciento de los catalanes, y consigue 37 diputados, 12 más que en los anteriores comicios. El extraordinario tirón de Arrimadas queda devaluado por el mal comportamiento electoral del PSC y PP.

Miquel Iceta solo ha mejorado en 1 escaño los resultados del PSC y se ha quedado en 17, lejos de lo que le atribuían las encuestas. Mucho peor ha sido el resultado del popular Xavier García-Albiol, que pierde 8 escaños respecto a 2015: de 11 a 3. CatComú-Podem, la marca de Podemos en Cataluña, también ha bajado, de 11 a 8 escaños.

En el bloque independentista la sorpresa ha sido el buen rendimiento electoral del partido del expresidente Carles Puigdemont, que con 34 escaños es la segunda fuerza más votada, y pese obtener un número de votos muy parecido al de ERC, supera a Oriol Junqueras en 2 escaños.

JpCAT y ERC suman 66 escaños, y con los 4 de la CUP se sitúan en 70, 2 más de los 68 que se necesitan para la mayoría absoluta. La CUP ha caído 6 diputados respecto a 2015. De este modo, los partidos separatistas volverían a tener la iniciativa parlamentaria en la Cámara catalana.

En definitiva, salvo Ciudadanos, la primera fuerza política en Cataluña, y JpCAT, que ha adelantado a ERC, todos pierden. Unos por la estrepitosa caída en votos -caso de PP y la CUP- y otros por no responder a las expectativas, como les ha ocurrido al PSC y ERC. El resultado es de nuevo un Parlamento muy fragmentado, con ningún partido por encima de los 40 diputados.

La ley electoral ha vuelto a primar a los separatistas, que en porcentaje de voto no llegan al 48 por ciento. La Loreg beneficia en votos a los territorios donde es mayoritario el voto que suele optar por los partidos nacionalistas, y ni siquiera la alta participación, que ha alcanzado un récord histórico al rozar el 82 por ciento del censo, ha cambiado esta situación.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes