Política

Congreso del PP. Rajoy se plantea integrar en su lista a algunos críticos, pero dos no tendrán perdón: Gabriel Elorriaga y Juan Costa

Mariano Rajoy quiere salir del congreso de Valencia con las menores heridas posibles en el partido, y eso se va a traducir en que buscará incorporar a su nuevo equipo a personas de distintas sensibilidades y procedencias, incluyendo también algunos de los críticos. Pero el perdón no alcanzará a todos.

Fuentes del PP a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital argumentan que el líder del partido “ha ganado el congreso de Valencia antes de que se celebre”. Es el ganador, y por tanto no está obligado a acoger a quienes se han mostrado reticentes con su liderazgo. Y sin embargo, sí procurara recoger a cualquiera: “Integrará a quien se quiera integrar”, se escucha.

Dentro de ese planteamiento, las fuentes consultadas por ECD concretan que al menos en dos casos la integración es impensable: Gabriel Elorriaga y Juan Costa.

El caso Gabriel Elorriaga

Sobre el primero, hasta ahora secretario de Comunicación del PP, personas cercanas al líder han comentado que no cabe integración posible. Rajoy se siente especialmente dolido en su caso. Le reprocha que no diera la cara cuando iba a publicar el artículo en El Mundo contra su liderazgo: no avisó y lo único que hizo fue mandar un sms a última hora.

También se le achaca que metió la pata a fondo durante la campaña, con la entrevista de Financial Times en la que afirmó que el PP lo que buscaba era que los socialistas no acudieran a las urnas. La frase fue: “Nuestra estrategia se centra en sembrar dudas en los votantes socialistas. Sabemos que nunca nos van a votar, pero si logramos crear suficientes dudas sobre la economía, la inmigración y los nacionalismos, quizás se queden en casa”. Provocó un enorme revuelo y fue aprovechado a tope por el PSOE.

No obstante ese error, que se pagó caro, al día siguiente Rajoy lo colocó a su lado en un mitin electoral, para arroparle políticamente, no sólo hacia fuera, sino también hacia dentro del partido. Y ahora –se concluye- le paga así.

El caso Juan Costa

Respecto a Juan Costa, lo que piensa Mariano Rajoy es que, si alguien decide que no te va a dar sus avales para el congreso, y que al final resulta que no ha presentado su candidatura alternativa porque no recibió ningún apoyo para ello, ¿por qué integrarle ahora?

Se comenta que Costa no tiene ningún peso territorial (no le apoya la organización de ningún sitio), no representa a ningún sector del partido, no tiene a nadie detrás. No hay, por tanto, ningún motivo para incorporarle a los órganos y cargos que salgan del congreso de Valencia.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes