Política

Los datos de Defensa sobre el accidente de los Mirage F-1: fue un choque muy violento y los aviones se desintegraron en el aire

Hubo un choque directo y tremendamente violento entre los dos caza-bombarderos Mirage F-1 de la base de Los Llanos (Albacete) accidentados el martes. Es una de las conclusiones que se sacan de los datos que maneja en estos momentos el Ministerio de Defensa sobre el suceso.

Fuentes oficiales del ministerio, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, exponen así la información que se ha recogido hasta ahora sobre el terrible accidente, en el que murieron dos capitanes y un teniente del Ejército del Aire:

-- Las condiciones climatológicas eran malas en la zona, por lo que la visibilidad se había reducido notablemente en el momento en que se llevó a cabo el fatídico vuelo de instrucción.

-- La violencia del choque fue de tal calibre que los aparatos se desintegraron en el aire.

-- Por eso los pilotos no tuvieron tiempo para activar el mecanismo automático de eyección o expulsión de cabina.

-- No se trató, por lo tanto, de un roce, o de una colisión limpia fruto de la cual los aparatos se quedaran sin gobierno o con daños estructurales que impidiera a los pilotos saltar en paracaídas. Por desgracia, la desintegración de los cazas fue instantánea.

-- Se ha llegado a esta conclusión después de comprobar sobre el terreno que los restos de los dos aviones de combate quedaron esparcidos en un amplio radio, y que eran fragmentos de pequeño tamaño.

La pregunta última es por qué los dos aparatos se encontraron en pleno vuelo, cuando los pilotos conocían que ambos estaban operando, y los Mirage F-1 cuentan con sistemas para detectar la proximidad de aeronaves operando.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes