Política

El chaconista Díaz-Cano ‘toma el mando’ del gobierno de Andalucía. Llevará las relaciones con la prensa, la publicidad, la interlocución con IU, y nombrará a los delegados provinciales

José Antonio Griñán ha dado plenos poderes a Máximo Díaz-Cano en su nuevo Gobierno. El coordinador y portavoz de la candidatura de Carme Chacón para alzarse con la secretaría general del PSOE ha aterrizado en la Junta con unas atribuciones de primer nivel, como la relación con los medios o la interlocución con Izquierda Unida.

El pasado 8 de mayo, el dirigente andaluz ‘fichó’ para su Departamento a Máximo Díaz-Cano, que había vuelto a la primera línea política liderando la campaña de Carme Chacón en el Congreso del PSOE, después de abandonar la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha tras las elecciones generales.

Pues bien, según ha sabido El Confidencial Digital, el nuevo secretario general de Presidencia de la Junta ha sido el elegido por José Antonio Griñán para ‘llevar’ temas de vital importancia para el nuevo Gobierno, que ha sufrido una profunda reestructuración provocada por la entrada en el Ejecutivo de Izquierda Unida.

Para empezar, el diálogo con el socio de la coalición la llevará el propio Máximo Díaz-Cano, que será el interlocutor con Diego Valderas y los demás representantes de IU en la Junta.

Además, el coordinador de campaña de Carme Chacón también se encargará de las relaciones con la prensa y gestionar la publicidad institucional con los medios de comunicación regionales.

“El chaconismo ha tomado la Junta”

El poder adquirido por Máximo Díaz-Cano ha sorprendido a históricos del PSOE andaluz, que han visto cómo incluso Susana Díaz, ‘número dos’ de José Antonio Griñán en la anterior legislatura, ha sido relegada a “coordinar el partido”.

Las fuentes consultadas por ECD explican que el castellano-manchego será quien decida el nombramiento de los nuevos delegados de la Junta en las ocho provincias andaluzas, algo que no ha sido bien recibido en algunos sectores del PSOE regional.

En concreto, dirigentes socialistas andaluces aseguran que Díaz-Cano “tiene plenos poderes para instaurar aquí el chaconismo, ya que pondrá en esos puestos a la gente que apoyó a Chacón en el Congreso de Sevilla”.

En el partido también llamó la atención que José Antonio Griñán invitara, a la vez que a Rubalcaba, a la propia ex ministra de Defensa y a Tomás Gómez a la sesión en el parlamento andaluz en la que fue investido presidente: “Fue un desplante ante el secretario general, que además tuvo que ver cómo Canal Sur entrevistaba antes a los otros dos invitados que a él”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo