Política

Enfrentamiento máximo en el nacionalismo catalán

ERC resucita la apuesta por una ruptura unilateral con España

Ha aprobado en una conferencia política mantener la opción de la declaración de independencia no pactada. Descartadas las candidaturas con el PDeCAT para las municipales

Pere Aragonés.
photo_cameraPere Aragonés.

PDeCAT y ERC han protagonizado una semana de máxima tensión en el Parlament de Cataluña, después de que Roger Torrent y el resto de integrantes de la Mesa se pronunciaran a favor de la suspensión de los diputados encarcelados y huidos, tal y como ha exigido el Tribunal Supremo. Pese a esa presumible “obediencia” de los republicanos, el partido de Junqueras quiere volver a la unilateralidad.

Así lo confirman al Confidencial Digital fuentes bien situadas en ERC, que destacan la conferencia política celebrada hace dos semanas, con intervenciones como la del propio Torrent, en la que se aprobó, de forma explícita, dejar abierta la posibilidad de volver a realizar una declaración unilateral de independencia.

Ese escenario, hasta ahora descartado públicamente por los dirigentes de Esquerra, se daría si el Gobierno español “no escucha los resultados del referéndum del 1 de octubre”. Algo que nadie, en las filas de los republicanos, espera que ocurra, ni a medio ni a largo plazo.

Marcar distancias con el PDeCAT

Las fuentes consultadas por ECD afirman que este cambio de discurso de ERC se explica en las diferencias existentes con el PDeCAT sobre la estrategia a aplicar en el Govern: “Ellos van de defensores de la desobediencia, pero están pactando con Pedro Sánchez el inicio de un diálogo bilateral entre los dos gobiernos”.

Eso, unido a la polémica surgida en torno a la posible suspensión de Carles Puigdemont como diputado en el Parlament, ha vuelto a situar a ERC en una posición delicada. Y los republicanos han reaccionado reivindicando la DUI, que finalmente se realizó pese a que el ex president “se quería echar atrás”.

Esquerra, además, ha querido rearmarse dentro del propio Parlament, situando a Joan Ridao como letrado mayor. Un movimiento clave en un momento en el que la Cámara debe tomar decisiones de gran calado, y que ha dejado al PDeCAT “en zona de nadie”.

Descartadas las coaliciones para las municipales

Esta ruptura con la antigua Convergència, que de momento no se extenderá al Govern, sí va a tener consecuencias, también, de cara a las municipales.

Así, desde el PDeCAT, y también desde el entorno más próximo a Carles Puigdemont, están promoviendo la formación de unas candidaturas de coalición con Esquerra de cara a las municipales, recuperando el modelo de Junts pel Sí que ambas formaciones protagonizaron en las autonómicas de 2015.

Esa iniciativa, sin embargo, será totalmente rechazada por los republicanos: “A nosotros nos va de maravilla en las encuestas y ellos están cayendo. Quieren aprovecharse de nuestra tendencia al alza para mantener poder, pero no lo vamos a aceptar”.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo