Política

Campaña para el 25-S

Feijóo manda a Rajoy y Cospedal a los pueblos

Encuestas internas indican que el PP está a medio punto de obtener un escaño más por provincia y que la batalla se disputa en pequeñas poblaciones

Alberto Núñez Feijóo y Mariano Rajoy.
photo_cameraAlberto Núñez Feijóo y Mariano Rajoy.

Feijóo lo tiene claro: la campaña de las elecciones gallegas se tiene que hacer pueblo a pueblo para arañar hasta la última papeleta, ya que varios escaños se disputan en un solo punto en las cuatro provincias. Por ese motivo, no tiene reparos en enviar a dirigentes nacionales del PP, e incluso a Mariano Rajoy, a pequeñas localidades de la región.

El pasado sábado dio comienzo la campaña electoral con un gran mitin en Pontevedra protagonizado por Alberto Núñez Feijóo y Mariano Rajoy. Una vez celebrado ese gran acto, la estrategia del candidato a la Xunta es ir “pueblo a pueblo”. Una consigna de la que no se van a librar los dirigentes nacionales que acudan a la región.

El propio presidente en funciones ya ha tenido esa experiencia en su visita a las localidades de A Cañiza y Mos. María Dolores de Cospedal, por su parte, también se trasladó a Bueu para repartir panfletos electorales y visitar a empresas locales. Dos viajes, los de Rajoy y la secretaria general, que reflejan a la perfección la estrategia que quiere llevar Feijóo de aquí al 25-S.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital altos cargos del PP gallego muy próximos al presidente de la Xunta, que añaden: “Nuestra campaña es muy local. Agradecemos la visita de grandes líderes, pero preferimos que visiten pueblos a hacer grandes actos con Feijóo como anfitrión. El candidato tiene una agenda y las visitas otra”.

En ese sentido, las mismas fuentes explican que en los próximos días llegarán más líderes nacionales, pero es difícil que coincidan con Feijóo: “Ya ha estado Casado y aún tienen que venir varios, pero su misión es pedir el voto por toda la región porque cada papeleta va a contar, y mucho, el día 25”.

El último escaño por provincia está a medio punto

La obsesión del PP gallego por arañar hasta el último voto responde a las encuestas internas que maneja el partido. En esos estudios se señala que el último escaño en cada una de las cuatro provincias oscila en el medio punto. Es decir, “de un puñado de papeletas”. La diferencia entre obtenerlos o no, señalan, marcará si se logra la mayoría absoluta o no.

Los populares creen que solo si obtienen la mitad más uno de los escaños podrán gobernar, ya que ven muy difícil la entrada de Ciudadanos: “Solo tienen opciones en Pontevedra, donde el PSOE puede perder un escaño que iría a ellos”. No obstante, añaden, “no queremos plantearnos esa hipótesis e ir nosotros a por ese último escaño”.

Así, desde el equipo de Feijóo concluyen que en estas elecciones, el centro-derecha (la suma de votos de PP y Ciudadanos) puede obtener el 48% de los votos y no gobernar. Algo que en 2012, sin los partidos emergentes, parecía imposible: “Entonces logramos un 41% de los votos y tuvimos mayoría absoluta”, recuerdan.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes