Política

García-Margallo volverá a llamar a la OID por su nombre y colocará al frente de la oficina de información a un diplomático. María Claver, asesora del ministro

La Oficina de Información Diplomática (OID) volverá a llamarse por ese nombre, tras los ochos años socialistas, de Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en los que se ha denominado Dirección General de Comunicación Exterior.

Además, el ministro, García-Margallo, ha elegido a la periodista María Claver, una antigua redactora jefe del diario el Economista, como asesora de prensa adscrita a su Gabinete. Un puesto incómodo para la mayoría de los periodistas que han pasado por el palacio de Santa Cruz, ya que los diplomáticos siempre les han visto como una intromisión en su trabajo.

El cambio de denominación fue una de las primeras decisiones que adoptó Miguel Ángel Moratinos en 2004, a su llegada al palacio de Santa Cruz, pese a que casi nadie entendió que prescindiese de una marca consolidada entre los españoles ya que la OID se ha identificado desde hace décadas con la portavocía del ministerio de Asuntos Exteriores.

Fue una decisión personal de Moratinos que su sucesora, Trinidad Jiménez, no osó cambiar para no aparentar un mayor alejamiento con él.

Ahora, el nuevo jefe de la Diplomacia, José Manuel García-Margallo, volverá a la denominación original y, además, colocará al frente de la OID a un diplomático, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes diplomáticas, tal y como había sido históricamente hasta que Jiménez decidió colocar a su jefa de prensa, María Jesús García, al frente de la misma en controvertida decisión que fue rechazada por la Asociación de Diplomáticos Españoles (ADE), el órgano que engloba a la gran mayoría del millar de diplomáticos que hay en Exteriores.

El vídeo del día

Vox dará apoyo “gratis” a Ayuso para “que la izquierda no entre en Gobierno”
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?