Política

Imputada en el caso de los ERE de Andalucía

El Gobierno ofreció a Magdalena Álvarez un puesto en una oficina del ICEX en el extranjero y lo rechazó

Respondió que ni el Ejecutivo ni el PP le iban a callar la boca dándole un cargo

Magdalena Álvarez.
photo_cameraMagdalena Álvarez.

Magdalena Álvarez se ha negado a que el Gobierno le colocase en un puesto bien remunerado tras abandonar el Banco Europeo de Inversiones. Concretamente, en una oficina del ICEX (Instituto de Comercio Exterior) en el extranjero. Argumenta que el PP no le va a callar porque le ofrezca un cargo.

Según ha confirmado El Confidencial Digital en fuentes conocedoras de la oferta, el Gobierno propuso a Álvarez recolocarle en una oficina del ICEX fuera del país, tras verse obligada a dimitir como vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI) por su imputación en el caso de los ERE de Andalucía.

El Gobierno tenía previsto someter a votación la destitución de la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones en el próximo consejo de administración a finales de este mes.

Pero ofreció antes esta salida personal a la ex ministra socialista en alguna oficina comercial de España en el extranjero.

Magdalena Álvarez asumió su cargo en el Banco Europeo de Inversiones en 2010 como parte de un acuerdo entre España y Portugal para rotar su representación en el Comité de Dirección de la institución. Su salario supera los 23.000 euros al mes. Eso sí, la retribución en el ICEX sería, en todo caso, menor.

Pero Álvarez no lo dudó y rechazó de plano la oferta. Considera que el PP le quería colocar en un puesto bien remunerado para mantenerla callada. Una situación por la que no estaba dispuesta a pasar.

En el Ejecutivo se pensó en este retiro para Magdalena Álvarez porque no podría ejercer ningún cargo directivo, por ejemplo, en el sector bancario en España en virtud de la nueva Ley sobre honorabilidad en el sector financiero.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?