Política

El Gobierno no entiende por qué el régimen de Cuba ha dejado morir de hambre al disidente Orlando Zapata. Moratinos insiste en la línea de dialogar con los Castro

El Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reaccionó tarde en la condena a la muerte por inanición del preso cubano Orlando Zapata. Y lo hizo cuando Obama pidió la liberación de todos los presos de conciencia. En el Ejecutivo no entienden la actitud del gobierno cubano al consentir que el disidente falleciera en prisión.

La muerte en la cárcel del disidente cubano Orlando Zapata ha generado de nuevo un intenso movimiento de voces que piden el respeto a los derechos humanos en la isla y la condena del régimen castrista. Según fuentes diplomáticas consultadas por El Confidencial Digital, el Gobierno español no entiende cómo el gobierno cubano no ha hecho nada por evitar esta muerte.

Orlando Zapata llevaba 85 días en huelga de hambre en la prisión en la que estaba encarcelado. Era uno de los 75 opositores condenados en 2003 a penas de hasta 28 años de prisión en la llamada ‘Primavera Negra’. Se negaba a alimentarse para exigir a las autoridades cubanas que le trataran como “prisionero de conciencia”.

Las fuentes diplomáticas consultadas por ECD se muestran un tanto sorprendidas de la actitud gubernamental cubana. Se preguntan cómo es posible que no hayan hecho nada para evitar la muerte del preso. La situación de Orlando Zapata ya fue motivo de interés para el gobierno español que se había preocupado de saber el estado de salud del disidente.

El desenlace de esta situación no es motivo para que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos se muestre partidario de seguir dialogando con el régimen castrista e insistir en revisar la posición común de la Unión Europea sobre Cuba. Una postura que incluye dialogar con la isla a medida que se vaya avanzando en el respeto a los derechos humanos.

El Confidencial Digital ya contó cómo el ministro Moratinos quería de la Unión Europea una posición común de acercamiento al régimen de Castro siempre que tuviera alguna contrapartida como es la liberación de algunos presos políticos. El distanciamiento entre Moratinos y José Luis Rodríguez Zapatero no ha hecho sino acrecentarse a medida que ha ido pasando el tiempo –véalo aquí-.

Pese a todo, las directrices que sigue trabajando el ministro de Exteriores es que el aislamiento de la Unión hacia Cuba no conduce a ningún sitio y que la única vía es la del diálogo.

La muerte de Orlando Zapata se interpreta en el mundo diplomático como un revés más hacia las intenciones de España, después de que se negara la entrada en la isla al eurodiputado del PSOE Luis Yáñez.

En Cuba, la única referencia oficial que hubo al fallecimiento del disidente llegó del presidente Raúl Castro quien, frente a periodistas brasileños y cubanos, lamentó el hecho pero incluyó a Orlando Zapata entre las víctimas del enfrentamiento entre Cuba y los Estados Unidos.

La prensa, por ejemplo, no mencionó en ningún momento la huelga de hambre previa ni la muerte del opositor. Es como si nunca hubiera ocurrido. Incluso las declaraciones de Castro fueron cuidadosamente editadas para eliminar el tema.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?