Política

El primer jarro de agua fría para el nuevo Gobierno. Rajoy y Luis de Guindos escucharán en el Ecofin de enero que España debe ahorrar 16.000 millones más

Comienza el vía crucis para el nuevo Gobierno. Mariano Rajoy anunció en su discurso de investidura que quiere aplicar duras medidas de ajuste para ahorrar 16.500 millones de euros el próximo año, pero Europa duplicará ese recorte al no haber cumplido España el objetivo de déficit marcado por la UE para 2011.

Según han revelado a El Confidencial Digital personas bien situadas en Bruselas, la reunión del Consejo de Asuntos Económicos y Financieros que se celebrará en la capital belga a mediados de enero “se convertirá en un examen general en el que Ángela Merkel y Nicolás Sarkozy pedirán cuentas a todos los países miembros que han tenido problemas con sus deudas durante este año”.

A la cita acudirán Mariano Rajoy y Luis de Guindos como nuevos presidente y ministro de Economía de España, para presentar unos planes de ahorro a aplicar durante 2012 que ya han recibido los primeros aplausos procedentes de Alemania y Francia.

Sin embargo, advierten las fuentes consultadas, “no todo será de color de rosa para el nuevo Gobierno”, porque en el Ecofin se reclamará a España que rebaje aún más sus gastos, “entre 15.000 y 16.000 millones más” de los previstos por Rajoy.

La razón de esa exigencia es el incumplimiento, por parte del Gobierno anterior, del objetivo de déficit marcado por la UE, en el que las deudas de un Estado miembro no podían superar, a finales de 2011, el seis por ciento de su Producto Interior Bruto.

El Gobierno en funciones presentó un informe, que no ha trascendido, sobre el cierre económico del presente ejercicio, y “Merkel y Sarkozy saben que España ha acabado el año un punto, o punto y medio, por encima del tope que ellos mismos marcaron, por lo que exigirán a Mariano Rajoy que incluya en su plan de recortes los cerca de 16.000 millones de euros que dejó de ahorrar Zapatero”.

Zapatero y Salgado desoyeron las advertencias

Las fuentes consultadas por ECD recuerdan que “en el Ecofin de octubre, el Gobierno de España fue informado de que aún tenía que ahorrar unos 30.000 millones de euros para cumplir con el objetivos de déficit de 2011, pero ni Zapatero ni Salgado reaccionaron”.

El presidente y ministra de Economía de entonces “se contentaron con presentar un plan de ahorro hasta finales de año, e impulsado por las autonomías, de casi 11.000 millones de euros, a los que hay que sumar otros cuatro mil aproximadamente procedentes de la reducción de salarios de los funcionarios y otras medidas ya aplicadas a comienzos de 2011”.

Desde Bruselas afirman que “ni Merkel y Sarkozy olvidan que España no se ha cumplido con lo establecido por Europa para este año, y no perdonarán a Rajoy ese ahorro pendiente”.

Así que el nuevo presidente “se verá obligado a aplicar una política de ajuste aún más agresiva de lo anunciado, para duplicar el ahorro estimado inicialmente”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?