Política

El Gobierno justifica la no revalorización de las pensiones en el aumento de la esperanza de vida: en 2060 habrá un 3% más de españoles de 67 años

La congelación de las pensiones y el retraso de la edad de jubilación se convertirán en una realidad para los españoles en los próximos años. El Gobierno ya ha remitido al Pacto de Toledo y a la Comisión Europea un informe con los argumentos que justifican la decisión, entre los que destaca como razón principal el aumento de la esperanza de vida.

El ministerio de Empleo ha reunido a un grupo de expertos para analizar cómo rebajar, e incluso eliminar, la revalorización de las pensiones en los próximos años. Las conclusiones de este ‘comité de sabios’ serán enviadas a Bruselas y a la Comisión del Pacto de Toledo el próximo mes de junio.

Sin embargo, el Gobierno ya remitió a ambos organismos, hace algunas semanas, un argumentario con las razones que, según su criterio, justifican un cambio profundo en el actual sistema de pensiones.

El Confidencial Digital ha tenido acceso a ese documento, titulado Informe sobre el factor de sostenibilidad, en el que se analizan las soluciones posibles al déficit actual del sistema de pensiones, después de que el Gobierno se haya visto obligado a acudir al fondo de reserva el último año.

La esperanza de vida aumentará un 3% para los jubilados de 67 años

El argumento principal que emplea el Gobierno en el informe, para justificar el retraso de la edad de jubilación y la reducción de la revalorización de las pensiones, es un estudio sobre el aumento de la esperanza de vida en España desde el año 2010 hasta el aún remoto 2060.

El documento explica que “se ha calculado una función logística, independiente para cada una de las prestaciones, que apuesta la evolución de la esperanza de vida a los 65 años para el periodo 2008-2060”.

Para ello, “se ha tomado como base el comportamiento pasado de las esperanzas de vida a los 65 años del colectivo de perceptores de la Seguridad Social, para los años de los que se dispone de estos datos, mientras que para datos anteriores, si ha sido necesario se ha acudido a la información publicada por el INE desde el año 1900”.

En las tablas de resultados, incluidas en un anexo del informe, se especifica que la esperanza de vida de los españoles con 67 años –la nueva edad de jubilación que se irá instaurando progresivamente hasta quedar fijada de forma definitiva en 2027-, subirá en 3 puntos en cincuenta años, pasando del 18,56 en 2010 al 21,32 en 2060.

El informe asegura que, con esta evolución, será necesaria una revisión del sistema de pensiones “cada cinco años”, para “asegurar su viabilidad ante aumentos en la esperanza de vida”.

La revalorización supone un 26,86%

Otro de los apartados clave del informe tiene que ver con la propia revalorización de las pensiones que se aplica actualmente, siguiendo una serie de parámetros que el Gobierno quiere cambiar.

En concreto, el Ejecutivo explica en el documento que, a día de hoy, “el 26,86% del importe de la nómina de pensiones se debe a las revalorizaciones acumuladas que tienen las pensiones en vigor, y el 7,04% al pago de complementos a mínimo de pensión”.

Pese al intento de descender el gasto en los últimos años, el informe indica que “en 2011 el gasto en pensiones fue de 99.548,10 millones de euros, de los que 26.860,05 millones corresponden al pago por revalorizaciones acumuladas y 7.496,64 millones a garantías de mínimo”.

Aumento de los parados y de los jubilados frente a la caída de cotizantes

Junto al excesivo gasto que supone anualmente la revalorización de las pensiones, el Gobierno argumenta en el informe que, debido al paro y el envejecimiento de la población, cada vez hay menos cotizantes para un mayor número de personas dependientes de prestaciones, tal y como indica el siguiente gráfico:

Ese panorama, que se ha recrudecido en los años de la crisis, ha provocado que el superávit del sistema de Seguridad Social haya desaparecido en tan solo diez años, y que desde el 2010 se encuentre en números negativos, como puede apreciarse en el cuadro bajo estas líneas:

La solución: imitar el modelo alemán

Aunque el Gobierno anunciará el próximo mes, en un nuevo informe, las soluciones encontradas a este problema de tesorería en la Seguridad Social, el documento al que ha tenido acceso ECD, y que ha sido remitido a la Comisión del Pacto de Toledo y a la Comisión Europea, señala ya una propuesta: imitar el modelo alemán.

Así lo especifica el propio informe, en el que se asegura que la fórmula es modular el IPC “con una fórmula similar a la indexación de pensiones en Alemania”.

Ese modelo consiste, básicamente, en acudir a dos variables del sistema de la Seguridad Social de las que dependerán la revalorización de las pensiones: los ingresos y los gastos del Estado.

En el documento se asegura que, aunque “simple”, el modelo es “completo” porque “por la propia definición de las variables que se están considerando, recoge el comportamiento del empleo, el de los tipos de cotización, el nivel salarial, el entorno demográfico, las tasas de sustitución y el régimen de acceso a las prestaciones”.

Con ese sistema, “se está teniendo en cuenta la edad de acceso a la jubilación, el nivel de los coeficientes reductores por anticipo en la edad de retiro, el endurecimiento o suavización de los requisitos para la concesión de la incapacidad permanente, la incapacidad temporal, el establecimiento de nuevas prestaciones los cambios de criterio en la financiación, etc.”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes