Política

El Gobierno inglés no ha contestado a las quejas presentadas por Moratinos contra las reiteradas reparaciones de submarinos nucleares en Gibraltar

El Gobierno de Gordon Brown está eludiendo dar una respuesta firme a las reiteradas protestas de Miguel Ángel Moratinos sobre reparaciones habituales de submarinos nucleares en Gibraltar. El Ejecutivo británico realiza estas prácticas de manera habitual.

El pasado 5 de diciembre, atracó en la base naval militar de Gibraltar el submarino de propulsión nuclear USS Hartford (SSN-768), de la Armada de los Estados Unidos. Se trata del sexto amarre de este tipo en 2008 después del HMS Superb, USS Dallas, SSN 714 USS Norfolk; SSGN 728 - USS Florida o el SSN 760 USS Annapolis.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha manifestado a la embajada inglesa su malestar por el último amarre de un submarino nuclear. La queja española, en cambio, no ha tenido respuesta por parte inglesa.

El compromiso inglés es que “las reparaciones se llevarán a cabo con la mayor rapidez posible y no supondrán un peligro para la población” de Gibraltar y alrededores. Sin embargo, las reiteradas protestas de Moratinos sobre los seis ‘amarrer’ no han tenido respuesta y ni se ha facilitado explicación alguna.

Hay que recordar, sin embargo, que a pesar de las quejas, en el denominado como ‘Foro de diálogo sobre Gibraltar’, el amarre de estos submarinos no está en la agenda de conversaciones. No al menos en el aspecto militar, aunque sí sobre los posibles peligros que supondrían para el medio ambiente, así como para la población o los aspectos que ayuden en la mejora de las condiciones de los ciudadanos.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?