Política

El PSOE vuelve a quedarse sin candidato

Grande-Marlaska fue sondeado por Pedro Sánchez para la alcaldía de Madrid

El juez llevaba meses en la órbita de Ferraz, que buscaba con su nombramiento un doble golpe de efecto: hacer sombra a Carmena y facilitar un posible pacto con PP y C’s

ECDIMA20180705_0011_1
photo_cameraECDIMA20180705_0011_1

Fernando Grande-Marlaska fue una de las sorpresas de la tarde del miércoles cuando, poco antes de la intervención de Pedro Sánchez anunciando la composición de su gabinete, se filtró que iba a ser ministro del Interior. En el PSOE, no obstante, sabían que el juez llevaba tiempo en la órbita de Ferraz, que meses atrás ya le había sondeado para otro cargo de gran relevancia.

Tal y como se informó ayer en estas páginas, la cartera de Interior parecía reservada, a comienzos de semana, para Margarita Robles. La portavoz parlamentaria aspiraba a la vicepresidencia (que finalmente recayó en Carmen Calvo) entre otras cosas porque el ministerio de Presidencia llevaba consigo el control del Centro Nacional de Inteligencia.

Tras conocer que Pedro Sánchez se decantaba por Carmen Calvo, Margarita Robles aceptó el desembarco en Interior. Sin embargo, en el último momento dio marcha atrás, al enterarse de que la fiscal Dolores Delgado, una estrecha colaboradora de Baltasar Garzón, con quien Robles se lleva muy mal, iba a asumir la cartera de Justicia.

Fue en ese momento, en torno a las tres de la tarde del miércoles, y con la decisión ya tomada en Moncloa de que Constantino Méndez dirigiese el Ministerio de Defensa, cuando Robles comunicó a Sánchez que no quería ir a Interior, lo que obligó al presidente a una reorganización que le llevó a ella a Defensa... y a Interior a Fernando Grande-Marlaska.

Sondeado para el Ayuntamiento de Madrid

La elección del magistrado de la Audiencia Nacional se resolvió, explican a El Confidencial Digital, en apenas unos minutos. Entre otras cosas, porque contaba con el aval de Margarita Robles, amiga personal del juez, y porque desde el equipo de Pedro Sánchez le llevaban sondeando “desde hace meses”.

El entorno más próximo al nuevo ministro del Interior reconoce, en ese sentido, que llevaba tiempo “en contacto” con el PSOE, del que recibió el siguiente mensaje: “Si nosotros gobernamos, tú te vienes de ministro”.

No obstante, según ha podido confirmar este diario a través de altos cargos socialistas, en Ferraz no solo pensaban en Grande-Marlaska como posible ministro, sino también como cabeza de lista del PSOE al Ayuntamiento de Madrid. Una candidatura en la que, de hecho, se estaba trabajando en la sede nacional del partido desde comienzos de año.

Golpe de efecto para contrarrestar a Carmena...

El nombre del Grande-Marlaska como candidato a la alcaldía a Madrid, explican las fuentes consultadas, “entusiasmó” a Pedro Sánchez, que busca dar un golpe de efecto en las municipales que pueda contrarrestar el previsible anuncio de Manuel Carmena de que se presenta a la reelección.

La alcaldesa reúne un perfil que atrae mucho al electorado considerado de izquierda, mientras que otros integrantes de Ahora Madrid siembran dudas. Por ese motivo, desde el PSOE estimaban que la designación de Fernando Grande-Marlaska haría que parte de esos votos hacia Carmena se redirigirían a los socialistas.

Además, y en función de los resultados cosechados en las urnas, el ahora ministro del Interior podría haber buscado acuerdos “tanto a izquierda como a derecha”. Así, en el PSOE daban por hecho que podría “entenderse” con su colega de profesión, Manuela Carmena, pero también con “las derechas” de Ciudadanos y PP, al ser una figura de prestigio, bien vista por ambas formaciones.

...y ganarse a Baltasar Garzón

Por último, señalan las fuentes consultadas, la candidatura de Fernando Grande-Marlaska al Ayuntamiento de Madrid hubiese supuesto, además, que la plataforma electoral impulsada por Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares, Actúa, se hubiese acercado al PSOE de cara a las municipales de Madrid.

Esta nueva formación, explican desde Ferraz, está tejiendo contactos con diferentes partidos, pero se están centrando fundamentalmente en Podemos para formar parte de sus listas en municipios de Madrid.

Con Grande-Marlaska al frente de la candidatura del PSOE al Ayuntamiento, “se habrían olvidado de Podemos y se habrían acercado a nosotros”, lo que dificultaría la formación de listas electorales a los de Iglesias en varias localidades de la Comunidad.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?