Política

Bescansa le ha ofrecido una alianza contra el líder del partido

Íñigo Errejón ha decidido pasar al ataque contra Pablo Iglesias

No eludirá la confrontación con el secretario general para hacer cumplir todas sus exigencias en Podemos Madrid. Amagará con irse si no tiene todo el poder

Iñigo Errejón.
photo_cameraIñigo Errejón.

La tarde de ayer fue especialmente intensa para Podemos, después de que se desvelara que el PSOE ofreció a Manuela Carmena ser su candidata al Ayuntamiento y que Bescansa buscaba una alianza con Íñigo Errejón para derrocar a Pablo Iglesias. El ex número dos desmintió negociaciones con la cofundadora del partido en ese sentido, pero las tensiones por su candidatura en Madrid han hecho que desentierre el hacha de guerra contra el secretario general.

Se acabó la paz entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Y esta vez parece que de forma definitiva. La intención del secretario general y de Ramón Espinar de diseñar la lista del ex número dos para las elecciones a la Comunidad de Madrid ha hecho estallar al candidato a las autonómicas, que ha decidido pasar al ataque contra el líder de la formación para imponer su propio criterio.

Así lo confirman a El Confidencial Digital cargos de Podemos muy próximos al actual secretario de Análisis Estratégico de la formación morada, que advierten del cambio de actitud del futuro aspirante al Gobierno regional: “Ha dejado de ser dócil y ya no va a callarse. Ha enseñado los dientes a Pablo y ya no hay vuelta atrás”.

Dará la batalla por tener todo el poder en Madrid...

En ese sentido , las fuentes consultadas por este diario explican que Errejón se siente reforzado después de haber logrado que la dirección del partido aceptara su exigencia de hacer una sola votación para elegir, de forma simultánea, al candidato a la Comunidad y la lista electoral a encabezar.

La resolución, hecha oficial el pasado domingo, se produjo después de que se conociese esa condición de Errejón y que tanto Ramón Espinar como Pablo Iglesias estaban en contra: “Ni media tontería, Íñigo”, le había advertido públicamente días antes el secretario general.

Desde el entorno de Errejón explican que esas “amenazas” del líder del partido conseguían “influir en Íñigo” antes de Vistalegre II, pero ahora el joven diputado no se achanta: “Hizo caso omiso a esa campaña de presión y, de hecho, amagó con no ser candidato si no se cumplían sus peticiones. Ganó el pulso y ahora tiene la sartén por el mango”.

El segundo paso tras ese éxito, añaden los errejonistas, es consolidar la ventaja estratégica de la que dispone para asegurarse todo el poder de decisión en Madrid: “No solo vale con tener una lista propia, sino tener autonomía para redactar el programa de gobierno y también para liderar la política de pactos post-electorales”.

y constituir un núcleo duro propio

De lograr estos objetivos, Errejón alcanzaría la meta que se puso cuando aceptó ser candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid: aprovechar su paso a la política regional para constituir un nuevo núcleo duro alrededor suyo que se convirtiera en alternativa a Pablo Iglesias.

Ese plan, revelado por ECD hace un año, ya se ha puesto en marcha y explica, entre otras cosas, la oferta de Errejón a Carolina Bescansa para que fuese su número dos en la lista electoral. Ambos fundadores de Podemos se han distanciado de Iglesias y su unión en Madrid podía haber supuesto una seria amenaza para el secretario general.

La diputada gallega, de hecho, ya trabaja en una candidatura propia para la III Asamblea Ciudadana y, tal y como se filtró ayer, quería hacer extensiva la alianza con Errejón en Madrid para hacer caer, entre los dos, a Iglesias.

El ex número dos del partido aseguró que no había hablado con Bescansa sobre este proyecto y criticó el documento filtrado por la cofundadora del partido, calificándolo de “delirante” e “inoportuno”. Pese a ello, tuvo que admitir que su objetivo era integrarla en su lista, aunque insistió en la necesidad de “unidad” dentro del partido.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo