Política

La cúpula de Interior pronostica “tiempos de plomo” por un recrudecimiento de la violencia de ETA

ETA vuelve a esta activa, tal y como quedó en evidencia con el atentado mortal de la pasada semana en Bilbao. Los máximos responsables del ministerio del Interior, en base a los datos que poseen, vaticinan que la banda terrorista ha iniciado una etapa para ‘poner muertos sobre la mesa’.

La frase que emplean estos altos cargos de Interior para referirse a la situación que está por venir en relación a la violencia etarra es “vienen tiempos de plomo”.

Fuentes cercanas a Alfredo Pérez Rubalcaba a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital aseguran que, por las informaciones que maneja la cúpula antiterrorista, la intención de ETA es iniciar una escalada violenta con la intención de prolongarla en el tiempo.

Según estas fuentes de la cúpula de Interior, ETA acaba de concluir su proceso asambleario con la decisión de continuar con ‘su lucha armada’. En base a estas informaciones que circulan por el número cinco del Paseo de la Castellana, la banda terrorista descarta, por tanto, la proposición de cualquier tipo de tregua, ‘alto el fuego’ o negociación con el Gobierno.

Las fuentes consultadas por ECD explican que también se ha hablado de la posibilidad de que la banda terrorista apueste por acciones a gran escala en lugar de los ‘atentados selectivos’. Este extremo, aseguran en base a los datos que poseen, se encuentra descartado en este momento por ETA.

Tensión en el País Vasco

Dirigentes de la lucha antiterrorista que operan en el País Vasco aseguran a este confidencial que la situación para las Fuerzas de Seguridad en este momento es “de máxima tensión”. Guardia Civil, Policía Nacional y Ertzaintza saben que son objetivo de los terroristas. Y, a pesar del asesinato de Eduardo Puelles, la alarma por un atentado de la banda contra cualquier agente se prolonga ya desde hace unos meses.

Prueba de esta situación es una campaña de buzoneo iniciada por la izquierda ‘abertzale’ denunciando actuaciones policiales contra sus simpatizantes. En estos folletos se destaca la actuación de Galdakao el pasado 31 de mayo, donde la Ertzaintza retiró varias fotos de presos de ETA. Según los ‘abertzales’, los agentes hirieron a más de 20 personas. Tres días más tarde, resaltan en estos pasquines, “la “Ertzaintza impide mediante amenazas una rueda de prensa convocada por los txosneros para denunciar lo ocurrido el domingo”.

La izquierda ‘abertzale’ también denuncia que “La Ertzaintza y la Policía Nacional identificaron a una docena de personas por llevar camisetas de Iniciativa Internacionalista – La Solidaridad entre los Pueblos porque podrían incurrir en un posible delito electoral”.

“¿Este es el planteamiento del Gobierno de Patxi López para la convivencia? ¡Esta no es la Ertzaintza del pueblo!”, concluyen estos folletos.

Hechos como este, destacan fuentes de la lucha antiterrorista, demuestran la especial inquina de los terroristas y su entorno hacia los ertzainas.

Y destacan otro hecho que ejemplifica el clima de tensión ante un posible atentado que existe en el cuerpo: el pasado martes, en la vivienda de un ertzaina se descubrió una maleta sospechosa y los artificieros no dudaron en hacerla explotar.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?