Política

Sustituye a Jordi Sànchez en la investidura

Jordi Turull podrá ser presidente de la Generalitat durante un año y medio

No podrá ser inhabilitado mientras no haya sentencia en el juicio del 1-O, que se prevé para verano de 2019

Jordi Turull.
photo_cameraJordi Turull.

El plan de Junts per Catalunya, en caso de que fracase la investidura de Jordi Sànchez, es proponer al ex conseller Jordi Turull para que presida la Generalitat. Turull formó parte de la lista para las elecciones del 21-D, por detrás de Puigdemont, Sànchez y Ponsatí.


El nombre de Turull parece el más acertado para sustituir a Sànchez, si el juez le niega el permiso penitenciario para acudir al pleno de investidura. El líder de ANC está imputado por un presunto delito de sedición.

Sin embargo, el expediente legal de Turull no está limpio, ni mucho menos: se le imputan tres presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación por organizar el referéndum del 1-O y pasó un mes encarcelado en Estremera por orden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Situación penal

La magistrada ordenó el ingreso en prisión el 2 de noviembre, junto con el resto de consellers. A finales de mes, Turull, junto con Rull, solicitó una comparecencia ante el juez Llarena, que asumió la instrucción del caso. Los dos, aconsejados por su abogado, negaron haber declarado la independencia de Cataluña, la misma estrategia que Carme Forcadell, y gracias a ello consiguieron salir de la cárcel el 4 de diciembre, previo pago de fianza.

Pese a disfrutar de libertad provisional, Turull puede ver alterada su situación si los avances de la investigación así lo requieren. Existen dudas sobre un posible regreso a la cárcel como medida cautelar o la inhabilitación.

La Lecrim

Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Digital, Turull no verá alterada su situación legal en mucho tiempo. Al menos, hasta que haya sentencia firme sobre el referéndum, que a día de hoy se encuentra en fase de instrucción, lo que nos sitúa aproximadamente en el verano de 2019, cuando está previsto que concluya el juicio del 1-O.

El motivo no es otro que el artículo 384 bis de la ley de enjuiciamiento criminal (Lecrim), que dispone la inhabilitación automática del cargo para los procesados por delitos de rebelión, terrorismo o pertenencia a banda armada, pero sólo si existe un auto firme de procesamiento y se haya decretado prisión provisional.

No es el caso de Turull, que salió de Estremera el 4 de diciembre. Por lo tanto, no hay riesgo de inhabilitación para el siguiente presidenciable de Junts per Catalunya, descartados Sànchez y Puigdemont.

Coinciden Fiscalía y defensa

Sobre este escenario está trabajando su defensa, encabezada por Jordi Pina, que también es abogado de Santi Vila, Josep Rull y del propio Jordi Sànchez. Pina trabaja con plena confianza en que el artículo 384 bis no es aplicable en ningún caso a Turull.

Por tanto, Turull puede ejercer perfectamente el cargo de president de la Generalitat durante al menos un año y medio, sin temor a ser inhabilitado por su imputación en la causa del 1-O. Con este dato trabaja también la Fiscalía que investiga la causa del 1-O en el Supremo.

El calendario que maneja el juez Llarena para la causa es que la instrucción termine en verano y se dicte entonces auto de juicio oral, que comenzaría por tanto, antes del inicio del curso 2018/2019. La duración estimada de las sesiones es de entre nueve meses y un año.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo