Política

Las televisiones retransmiten en directo el interrogatorio

Juicio del caso Gürtel. El presidente de la Audiencia Nacional recibió a Mariano Rajoy

El testigo presta declaración en un estrado a la derecha del tribunal. Luis Bárcenas ha decidido no acudir a la comparecencia

Mariano Rajoy comparece en el juicio del caso Gürtel.
photo_cameraMariano Rajoy comparece en el juicio del caso Gürtel.

Por primera vez en la historia de la democracia, un presidente del Gobierno en ejercicio comparece ante un tribunal de justicia como un ciudadano más: la diferencia más notable ha sido el fuerte dispositivo de seguridad desplegado en las inmediaciones de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares ante la declaración de Mariano Rajoy en el juicio oral por el caso Gürtel.

Mariano Rajoy ha llegado a la Audiencia Nacional a las 9:47 en un coche oficial y acompañado de otros vehículos de su escolta. Ha accedido sin bajarse del coche, por una entrada lateral, por lo que ha evitado pasar por delante de los más de 500 periodistas de medios de comunicación de toda España y decenas de extranjeros que le esperaban. No hay por tanto imágenes del presidente del Gobierno a su entrada al tribunal.

Tras subir en ascensor a la planta baja, Rajoy ha saludado en el vestíbulo al presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro, junto al senador Pío García Escudero, que también prestara declaración en el juicio como testigo.

Fuentes de la Audiencia Nacional consultadas por El Confidencial Digital afirman que se ha tratado de un gesto protocolario hacia el jefe del Gobierno. Después de recibir a Rajoy, Navarro se ha marchado de la sede por su propio pie.

El presidente del Gobierno ha pasado a una sala prevista para los testigos para esperar hasta las 10:09, cuando el tribunal ha ordenado que entrara en la sala antes de advertir de que no se le podían hacer fotos o grabar vídeos por canales no oficiales.

Rajoy ha entrado en la sala de vistas donde se juzga el caso Gürtel para declarar como testigo ante el tribunal formado por Ángel Hurtado, Julio de Diego y José Ricardo de la Prada, jueces de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. El presidente del tribunal, Hurtado, votó en contra de la comparecencia del jefe del Ejecutivo en el juicio.

Bárcenas y otros acusados, ausentes

El presidente del Gobierno no se ha encontrado con Luis Bárcenas, uno de los principales acusados en el caso, que ha decidido no acudir al juicio. Fuentes jurídicas consultadas por ECD afirman que no es necesario que los imputados estén presentes en la declaración de los testigos. De hecho, tampoco ha asistido el presunto cabecilla de la trama, Francisco Correa.

Al entrar Rajoy en la sala, se han puesto en pie todos los presentes, abogados, jueces, fiscales, acusaciones populares, testigos y público.

Rajoy, ataviado con un traje negro, camisa blanca, corbata negra y zapatos negros, ha cruzado la sala sonriente, ha subido el estrado del tribunal, ha saludado con una inclinación de cabeza y un "buenos días" al tribunal y después, sin perder el gesto amable, se ha sentado en el asiento especial que se ha habilitado para su declaración, situado a la derecha del tribunal, próximo a De Diego.

Se trata de una silla de hierro, con asiento acolchado, marca Actiu, forrada en el respaldo y en el asiento de color morado y con brazos de color negro. El presidente del Gobierno se ha sentado, se ha acercado a la mesa que tiene delante y ha apoyado las manos en la mesa, golpeándola maquinalmente con las manos. No ha llevado consigo documentación o notas para consultar ni papel ni bolígrafo para apuntar.

El abogado de Rajoy, Jesús Santos, que también es el de Rodrigo Rato, se ha situado en el espacio habilitado para la defensa, cerca de Joaquín Ruiz de Infante, encargado de defender a Bárcenas.

Primera época de la trama Gürtel

La acusación popular personada por la Asociación de Abogados Demócratas (Adade) fue la que solicitó la comparcencia de Rajoy en el juicio de la trama Gürtel, y ha sido su abogado el que ha llevado el peso del interrogatorio.

La declaración de Mariano Rajoy se enmarca en el juicio de la primera época de la trama Gürtel, que comprende el período entre 1999 y 2005. En este tiempo, Rajoy organizó la campaña electoral de José María Aznar del año 2000, elecciones que gano por mayoría absoluta. Desde 2004, Rajoy fue candidato del PP a la presidencia del Gobierno y también presidente del partido.

Exhaustivos controles policiales

A partir de las 6:00 han comenzado a llegar los periodistas de medios de comunicación para cubrir el juicio, y han tenido que pasar dos controles, uno a trescientos metros de la Audiencia Nacional, donde la Policía ha cortado el paso con vallas, nueve agentes de uniforme, tres de paisano y dos perros policía; y un segundo control ya en las dependencias, que es el control habitual que se hace en la sede judicial.

El resto de naves del polígono industrial funciona con normalidad aunque el tráfico de vehículos está restringido en las calles adyacentes a la Audiencia Nacional.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo