Política

Esta recluido en Soto del Real

Luis Bárcenas se ha vuelto un preso conflictivo

Ha tenido dos incidentes con agentes de la Guardia Civil. Ya no soporta que no se le trate como un interno especial

Luis Bárcenas ha sufrido ya tres brotes alérgicos en prisión.
photo_cameraLuis Bárcenas ha sufrido ya tres brotes alérgicos en prisión.

Luis Bárcenas volvió la semana pasada a las portadas de los periódicos tras declarar en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares. El ex tesorero, que llevaba tres meses de mucha tensión en la cárcel, estuvo más relajado en las semanas previas a su comparecencia en el juzgado. Pero ha sufrido una significativa mutación de un tiempo a esta parte.

Según describen a El Confidencial Digital técnicos de Instituciones Penitenciarias que están al día de la situación carcelaria de Bárcenas, el ex tesorero del PP ha protagonizado, en los últimos meses, un cambio de actitud que no ha pasado inadvertido en Soto del Real. Su trato con los funcionarios y el resto de presos ha empeorado. Se le ha visto “cansado de su situación y mucho más irascible”.

[OBJECT]Luis Bárcenas era, hasta no hace mucho, prácticamente un “preso ejemplar”. Se relacionaba con el resto de internos y participaba, sin hacer demasiado ruido, en las actividades programadas por la dirección penitenciaria de Soto del Real. Su trato con todos era cordial, y se había ganado la simpatía de los funcionario de prisiones.

Esa imagen de Bárcenas es la que se pudo apreciar en los vídeos que se filtraron a la prensa el pasado mes de septiembre. Algunos insinuaron entonces que había sido el propio ex tesorero el interesado en mostrar cómo vivía en la cárcel. Entonces, sólo llevaba en prisión tres meses. Pero desde finales del año pasado todo dio un giro: “empezó a quemarse y su comportamiento cambió”.

Su conducta, afirman las fuentes consultadas, empezó a ser “menos buena” después de Navidad. Desde entonces, “intenta que se le trate como un preso especial”. En concreto, “exige una serie de prestaciones con las que no cuenta nadie”, lo que ha provocado que tenga un mayor distanciamiento con el resto de internos y el personal de Soto del Real.

Incidentes con agentes de la Guardia Civil

El ejemplo más claro de este cambio de actitud se produjo a inicios de año, cuando Luis Bárcenas tuvo “un par de incidentes” serios con agentes de la Guardia Civil.

Un primer momento de fricción entre el ex tesorero y miembros de la Benemérita tuvo lugar el pasado 8 de enero, cuando la defensa de Bárcenas denunció  “trato vejatorio” por parte del  guardia civil encargado de trasladarle, en furgón, al hospital Gregorio Marañón. Las quejas del ex tesorero en el vehículo provocaron el regreso precipitado a Soto.

De vuelta a la cárcel, Bárcenas afirmó que el agente le había apretado “en exceso” las esposas y había hecho oídos sordos cuando le pidió que se las aflojara. El abogado del ex tesorero, Gómez de Liaño, aseguró entonces que su cliente tenía las muñecas rojas y que no descartaba denunciar los hechos ante el juez Pablo Ruz.

Este es un caso pero, desde entonces, ha habido otros incidentes con agentes de la autoridad que no han trascendido, ni se les quiere dar excesiva publicidad.

Su declaración en la Audiencia Nacional le ha calmado

Las fuentes consultadas por ECD explican que, en las últimas semanas, el comportamiento y el ánimo de Luis Bárcenas ha mejorado. La razón: su declaración ante la Fiscalía que tuvo lugar la semana pasada en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares.

En concreto, aseguran que el ex tesorero “ha recibido visitas de su abogado y ha estado más entretenido preparando esa cita en el juzgado”. Se le ha visto “más activo y con mejor cara”.

Muy pendiente de la actualidad

Lo que ha mantenido activo a Luis Bárcenas desde el primer día que entró en la cárcel, independientemente de sus cambios de humor, ha sido la obsesión por estar al día de la actualidad política. Ya en junio, nada más llegar a Soto, pedía información a sus abogados sobre lo que estaba pasando fuera, e intentó comprarse una televisión en el economato de prisión.

Tal y como se informó en estas páginas, el ex tesorero del PP no pudo seguir, desde una tele propia, ni el pleno monográfico sobre él en el Senado celebrado el pasado mes de agosto, ni las noticias sobre las declaraciones de Cospedal y Arenas ante el juez Pablo Ruz.

Para mantenerse informado, recurría al televisor de su compañero de celda, Joaquín Mayor López, alias ‘El Abuelo’, y también al de Ángel de Cabo, propietario de Viajes Marsans y Nueva Rumasa que permaneció en Soto del Real hasta el pasado verano, cuando fue trasladado a la cárcel de Estremera.

Finalmente, el ex tesorero recibió su esperada televisión antes de Navidad. Durante las fiestas, las primeras que pasaba en prisión, Bárcenas empezó a dar los primeros síntomas de nerviosismo y de irascibilidad. No ha querido participar en las actividades programadas desde la dirección de Soto y se ha recluido en su celda.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?