Política

Ha renunciado a ser candidata del partido para el 26-J

Luz Rodríguez se marcha del PSOE tras perder un pulso con Jordi Sevilla

Se oponía a las principales propuestas económicas del ex ministro y fracasó en su intento de suceder a Meritxell Batet en la lista de Madrid

Luz Rodríguez y Pedro Sánchez.
photo_cameraLuz Rodríguez y Pedro Sánchez.

Luz Rodríguez, secretaria de Empleo en la ejecutiva nacional del PSOE, anunció en la mañana de ayer que no repetiría en las listas del partido para las elecciones del 26 de junio. La decisión cogió a muchos compañeros del partido por sorpresa, pero no a los más próximos a la vallisoletana, que lleva semanas distanciada de Pedro Sánchez tras enfrentarse a Jordi Sevilla.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE muy cercanos a Luz Rodríguez, la relación de la ex secretaria de Estado con el actual líder del partido se deterioró hace ya algunos meses, justo cuando se iniciaron las conversaciones para formar gobierno.

Entonces, la vallisoletana pidió que no se le diera demasiado poder a Jordi Sevilla, con el que llevaba tiempo enfrentada. No obstante, Pedro Sánchez apostó por el ex ministro de Economía de Zapatero y apartó a la propia Rodríguez del equipo de negociadores del PSOE. Desde entonces, hasta la renuncia de ayer, “las cosas han ido a peor”.

El pulso con Jordi Sevilla

Las fuentes consultadas por este diario explican que, de no haber fichado Sánchez a Sevilla de cara a las elecciones del 20 de diciembre, el secretario general y la responsable de Empleo del partido “hubieran seguido tan amigos”. Sin embargo, los choques de ésta con el ex ministro provocaron que el líder del PSOE tuviera que elegir, y descartara a la actual diputada.

El enfrentamiento entre Rodríguez y Sevilla comenzó en otoño, en las reuniones del “consejo de sabios” montado por Pedro Sánchez para las generales. La secretaria de Empleo, que llevaba meses trabajando en propuestas de gobierno para el programa electoral, vio cómo el nuevo fichaje echaba por tierra muchas de ellas.

La diferencia de criterios entre ambos fue a más. El ex ministro de Administraciones Públicas tomó el mando en todo lo referente a su área de trabajo, incluyendo también las reformas para el empleo, y desplazó, poco a poco, a Luz Rodríguez.

Dentro de la Ejecutiva, mientras tanto, se fueron formando, en la sombra, dos frentes: uno, mayoritario, que aprobaba las tesis de Sevilla; y un segundo, mucho más reducido, que daba la razón a la vallisoletana. Pedro Sánchez, por su parte, siempre apostó por el que era uno de sus principales ministrables tras las generales.

Las listas para el 20-D... y para el 26-J

El pulso entre Sevilla y Rodríguez, unido a las incorporaciones de Meritxell Batet, Irene Lozano y Zaida Cantera para la lista del PSOE por Madrid, provocaron que la secretaria de Empleo, que había llegado a sonar como número dos de Sánchez, se quedara sin sitio en esta circunscripción. A cambio, encabezó la candidatura del partido por Guadalajara.

Medio año después, y tras fracasar las negociaciones con Podemos en las que no participó la propia Rodríguez, el partido tenía que componer de nuevo las listas electorales. Y la marcha de Batet a Barcelona, sumada a la renuncia de Lozano a repetir, volvían a abrir la puerta de Madrid a la vallisoletana.

Consciente de esa circunstancia, Luz Rodríguez “presionó”, según las fuentes consultadas, a Pedro Sánchez para que le situara, esta vez sí, como número dos de la lista de la Comunidad. El secretario general, no obstante, solo le ofrecía el cuarto lugar, algo que no sentó nada bien a la secretaria de Empleo.

Esa circunstancia, unida al hecho de que Sánchez volverá a confirmar este fin de semana a Jordi Sevilla como futuro ministro de Economía de un gobierno socialista, han provocado la renuncia de Rodríguez, que ha hecho coincidir su decisión con el fichaje de la nueva número dos del PSOE por Madrid, la jueza Margarita Robles.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes