Política

EREs de Andalucía

La amenaza de embargo a Magdalena Álvarez obliga a su marido a reincorporarse a la Diputación de Málaga

Se encontraba en excedencia, se iba a jubilar, pero ha pedido recuperar su puesto de funcionario en la administración

Magdalena Álvarez.
photo_cameraMagdalena Álvarez.

El proceso judicial contra Magdalena Álvarez iniciado por Mercedes Alaya está pasando factura al entorno familiar de la ex ministra . La intención de la juez de embargar todos los bienes de la socialista ha hecho reaccionar a su marido, que ha pedido reincorporarse a su puesto de funcionario en la Diputación de Málaga después de haber pedido la excedencia.

Según ha sabido El Confidencial Digital, Juan Manuel González-Aurioles, marido de Magdalena Álvarez, ha pedido a la Diputación de Málaga recuperar el puesto de funcionario que dejó vacante después de marcharse a trabajar para la empresa estatal Emgrisa.

El objetivo de Aurioles, en excedencia desde hace más de un año, era solicitar la jubilación anticipada y no recuperar su empleo anterior en la administración autonómica. Sin embargo, la actual situación de su mujer le ha hecho cambiar de opinión.

Fuentes cercanas al matrimonio explican que la juez instructora del caso de los ERE en Andalucía, Mercedes Alaya, ya ha enviado a Álvarez la documentación solicitando una declaración de todos los bienes de la ex ministra, como paso previo al embargo de todas las viviendas y cuentas para pagar la fianza de 29 millones de euros.

Ante la amenaza de “perderlo todo”, Aurioles ha decidido volver a su puesto en la Diputación de Málaga y “asegurar un sueldo en casa”.

Magdalena Álvarez se aferra al Banco Europeo de Inversiones

Pese a las precauciones de su marido, el entorno Magdalena Álvarez asegura que la ex ministra “no tiene ninguna intención de dimitir como vicepresidenta del BEI”. Es más, “está segura que no podrán echarla”.

Así las cosas, Juan Manuel González-Aurioles volverá a su vida laboral en Málaga, mientras Álvarez continuará en Luxemburgo a la espera de una decisión judicial sobre su caso.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?