Política

Ni La Mareta ni Doñana. Zapatero ha elegido para su veraneo ‘Quintos de Mora’, la finca preferida de Aznar, donde recibió a Bush y que fue conocida como ‘el rancho de Ansar’

La Moncloa mantiene un gran hermetismo sobre dónde pasará finalmente sus vacaciones de verano el presidente del Gobierno. Las dos hipótesis más barajadas últimamente por los medios han sido La Mareta, en Lanzarote, y el Coto de Doñana. Sin embargo, Zapatero ha elegido para el veraneo ‘Quintos de Mora’.

Según ha sabido El Confidencial Digital, en fuentes del complejo de La Moncloa, José Luis Rodríguez Zapatero utilizará este verano la finca de ‘Quintos de Mora’, la residencia existente en el coto nacional de caza del mismo nombre situado en los Montes de Toledo, en el término de Los Yébenes, perteneciente al Patrimonio Forestal del Estado desde 1942, una propiedad que tiene 6.842 hectáreas de extensión.

Vacaciones de perfil bajo

Las fuentes de Presidencia consultadas por ECD explican que Zapatero ha preferido para este año unas vacaciones menos espectaculares, a la vista de la situación del país y de la crisis económica que está castigando con dureza a los españoles. “Con la que está cayendo, las vacaciones del presidente deben tener un perfil más bajo”, es la conclusión a la que han llegado en el equipo de Moncloa.

La intención del presidente es pasar gran parte del mes de agosto en su despacho de Madrid, entre otras cosas “para seguir la reforma laboral”, según dichas fuentes, que revelan que Zapatero en realidad se tomará como vacaciones “un fin de semana largo”, que en principio ni siquiera será una semana entera. Otra cosa es el tiempo que permanezcan en la residencia presidencial su esposa, Sonsoles Espinosa, y sus dos hijas.

Ese tiempo de descanso en ‘Quintos de Mora’ se desarrollará más bien a mediados del mes de agosto, y desde luego será antes del consejo de ministros extraordinario que se celebrará el 20 de agosto, en Madrid.

A veinte minutos de Madrid

A la hora de decidir cómo organizar sus vacaciones este verano, uno de los factores que han tenido en cuenta sus asesores personales es la conveniencia, y el deseo de Zapatero, de estar “cerca de Madrid”, por si hiciera falta personarse en el despacho ante cualquier imprevisto.

Esa condición la cumple perfectamente la finca de ‘Quintos de Mora’, que se encuentra a veinte minutos de La Moncloa en helicóptero, desde el helipuerto existente en el complejo presidencial.

Precisamente tal circunstancia hizo que esa residencia se convirtiera en el descanso preferido del anterior presidente del Gobierno, José María Aznar, que con mucha frecuencia se desplazaba allí con su familia incluso en fines de semana.

El vídeo del día

PP asegura que la ‘Ley Celáa’ “nace muerta”.

El ‘rancho de Ansar’

Mientras estuvo en La Moncloa, José María Aznar convirtió ‘Quintos de Mora’ en su segunda residencia, pero también la utilizó para funciones representativas y de atención internacional.

Concretamente, en junio de 2001 recibió allí al recién elegido presidente de los Estados Unidos George Bush, en la primera etapa de una vista a Europa que se presentaba complicada y que al final resultó un éxito también gracias a la buena acogida inicial dispensada por Aznar, algo por lo que Bush estuvo agradecido.

En el programa oficial de aquella visita elaborado por los estadounidenses, la finca aparecía descrita como el ‘rancho de Ansar’.

Rodríguez Zapatero recibió en ‘Quintos de Mora’ al presidente de Brasil, Lula da Silva, en septiembre de 2007, y allí paso José Antonio Alonso unas vacaciones con su familia en abril de 2008.

Decorada por Ana Botella

Además de la belleza del paisaje, por su ubicación y las condiciones geográficas, en una zona montañosa y con altura media de 1.000 metros sobre el nivel del mar, la finca resulta especialmente adecuada para periodos de descanso, sobre todo en verano. Y cuenta con una residencia totalmente acondicionada y con todas las comodidades.

Tal como informó en su día El Confidencial Digital (ver noticia), esa ‘segunda residencia’ de la familia Aznar cuando era presidente fue redecorada al gusto de Ana Botella, quien, en cuanto se decidió utilizarla como lugar de descanso, procedió a un notable cambio interior. Encargó el proyecto a un conocido arquitecto madrileño y ella supervisó personalmente los trabajos.

Y allí cazó Fernández Bermejo

Poco a poco, la finca de ‘Quintos de Mora’ ha ido acumulando historia, porque, por ejemplo, allí fue donde Felipe González convenció al juez Baltasar Garzón para que se convirtiese en candidato del PSOE por Madrid, como su ‘número dos’, en las elecciones generales del año 93.

Además allí cazó el entonces ministro de Justicia, Fernández Bermejo, que visitó la finca, acompañado de su mujer y su hija, en al menos dos ocasiones: entre el 1 y el 5 de agosto del 2007 y entre el 20 y el 22 de agosto de 2008.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?