Política

Margallo ha convertido su yate en un ‘centro de operaciones’ para coordinar el conflicto con Gibraltar. Está operativo mientras navega y mantiene contacto permanente con el Ministerio

La crisis diplomática entre España y Gibraltar ha movilizado al ministerio de Exteriores en pleno agosto. El ministro García-Margallo no se encuentra en Madrid, sino que está pasando unos días a bordo de un barco de recreo en Mallorca, desde donde está coordinando por teléfono e Internet la respuesta diplomática.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, está pasando unos días a bordo de un yate, el ‘Canopus’, con el que está recorriendo la costa de la isla de Mallorca. Se trata de un viaje privado del ministro con su esposa, durante el que el titular de Exteriores ha estado al tanto del conflicto en torno al Peñón de Gibraltar.

Desde su embarcación, y gracias al teléfono móvil y un ordenador conectado a Internet, Margallo está siguiendo el día a día de esta crisis diplomática en la que el propio ministro está teniendo un papel destacado.

Según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores consultadas por El Confidencial Digital, su equipo está “continuamente recibiendo instrucciones del ministro”, por lo que, explican, no se puede decir que estos días estén siendo “de vacaciones” para García-Margallo.

Despacho con Rajoy y entrevistas a medios de comunicación

Además de este contacto permanente con su equipo del ministerio, García-Margallo también hizo un alto en su viaje para despachar en persona con el presidente del Gobierno.

Antes de acudir al tradicional despacho con el Rey en el palacio de Marivent el pasado 9 de agosto, Mariano Rajoy se reunió en Palma con el titular de Exteriores, que había atracado su embarcación en la isla de Mallorca.

Fue precisamente en el Puerto de Sóller, donde el ministro hizo unas declaraciones al periódico balear ‘Ultima Hora’, que acompañaba la información con una foto del ministro en la cubierta del ‘Canopus’.

También durante su viaje privado en barco concedió una entrevista al diario ABC, en la que advertía a Gibraltar de que se había acabado “el recreo”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable