Política

El trasfondo de la ‘no invitación’ a la campaña de las europeas

Mariano Rajoy ha tachado definitivamente a José María Aznar

Decidió no contar más con él tras el último desplante: su ausencia en la Convención de Valladolid. La dirección del PP sostiene que el ex presidente ya “no da votos”

José María Aznar y Mariano Rajoy.
photo_cameraJosé María Aznar y Mariano Rajoy.

La decisión de prescindir de José María Aznar en la campaña de las europeas ha sido el último enfrentamiento entre el PP y el ex presidente del Gobierno. Detrás de su ausencia se esconde un dato que no se ha desvelado hasta ahora: Rajoy decidió romper con él definitivamente tras su desplante en la Convención de Valladolid.

José María Aznar y Mariano Rajoy llevan varios meses de graves desencuentros. Algunos son conocidos, como la polémica por la ausencia de miembros del Gobierno en la presentación del libro del ex presidente, y otros no tanto.

El último de ellos, público y notorio, ha sido la decisión del PP de no contar con Aznar en la campaña electoral para las próximas europeas. Cuando conoció que no participaría en ningún mitin, el ex presidente mostró sus quejas en público. El partido decidió entonces reconsiderar su decisión para no quedar en evidencia. Anunció que se le haría algún hueco, pero FAES dejó claro que Aznar ya no disponía de ningún día libre en su agenda en las próximas semanas.

Rajoy ha tachado a Aznar

¿Por qué ha tachado Rajoy a la persona que le designó como su sucesor? Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, el actual presidente del Gobierno decidió marcar distancias definitivamente con su predecesor en el PP a principios de este año.

En el Gobierno y en la cúpula del Partido Popular existe un profundo malestar con José María Aznar. Fuentes cercanas a Mariano Rajoy explican a ECD que el presidente decidió romper con Aznar el día que comunicó que no asistiría a la Convención del PP en Valladolid.

Era una cita marcada en rojo en el calendario del partido. En el PP definieron el cónclave como el acto más importante de la formación desde las elecciones generales. Había orden cursada a todos los dirigentes de que acudieran el día 31 de enero y 1 y 2 de febrero.

Sólo falto José María Aznar. Argumentó que se encontraba fuera de España esos días y que le era imposible asistir.

‘Terremoto’ en el PP

Su ausencia provocó un ‘terremoto’ de indignación en el Gobierno y en el PP. Según las fuentes consultadas por ECD, la actitud de Aznar fue interpretada como una grave afrenta a Rajoy, a María Dolores de Cospedal –que decidieron ‘tomar nota’-, pero sobre todo, al propio partido.

Moncloa y Génova concluyeron que Aznar había roto no sólo con Rajoy sino con toda la formación política. Los desencuentros dejaban de ser un asunto sobre discrepancias en la aplicación de determinadas políticas y pasaba a ser algo más serio: el divorcio con la organización.

 “Como no fue a la Convención, se le enterró”. Con esta gráfica expresión describe una persona del entorno de Rajoy la decisión de romper relaciones con Aznar desde ese día.

El equipo del presidente entendió que aquel viaje internacional, que ofreció entonces como justificación de su ausencia, fue una simple excusa. Aznar podía haber cambiado su agenda para asistir al evento más importante que celebraba entonces el Partido Popular.

Aznar ya no da votos al PP

La decisión de Rajoy no ha sido algo improvisado, fruto de un arrebato. El presidente y la secretaria general del PP han meditado muy bien los pros y los contras de marcar esta distancia con Aznar.

Uno de los motivos que les ha llevado a esta medida ha sido la constatación de que el ex presidente ya no da votos al PP. Así lo refrendan, advierten, los sondeos internos que maneja el partido y las interpretaciones que realiza Pedro Arriola para Rajoy sobre esas encuestas.

“¿Quién sigue a Aznar? ¿Quién le votaría?”, se preguntan en Génova. La conclusión a la que llegan es que el votante del PP es ahora otro, de un perfil muy diferente al del año 1996 y que demanda un discurso alternativo, más moderado.

¿Qué piensa Aznar de Rajoy?

Desde que Mariano Rajoy juró su cargo como presidente, José María Aznar ha estado muy pendiente de Moncloa y de las decisiones que ido tomando el Gobierno. Tras los dos primeros años, del político gallego en La Moncloa, Aznar estalló.

El ex presidente ha ido explicando a personas de su entorno cuáles son los motivos de fondo de su alejamiento respecto de quien él mismo designó como su sucesor. Estos son los principales errores que, bajo su punto de vista, ha cometido Rajoy:

-- Traicionar los principios fundacionales del Partido Popular ”.

-- No abordar con una mayor contundencia el desafío independentista en Cataluña.

-- Abandonar la política liberal que propugna el PP.

-- Liberar al etarra Bolinaga y permitir la derogación de la doctrina Parot.

-- Descuidar la política internacional.

Además, el ex presidente le dolió especialmente el ‘boicot’ que el Gobierno Rajoy y la actual dirección del PP le hicieron con motivo de la presentación de su segundo volumen de memorias, titulado ‘El compromiso con el poder’, que se celebró en Madrid el día 7 de noviembre. Aznar manifestó entonces públicamente su malestar y lanzó un aviso a navegantes: “Tomo nota”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?