Política

El alcalde de Marinaleda expropió fincas a particulares para construir una piscina. Su argumento: “En la sartén de Andalucía se alcanzan temperaturas de 45 grados a la sombra”

El alcalde de Marinaleda, José Manuel Sánchez Gordillo, explica en la página del ayuntamiento cómo y por qué adopta algunas decisiones en el consistorio que dirige. Para construir la piscina municipal, por ejemplo, tuvo que expropiar algunas fincas a sus propietarios.

En el portal del ayuntamiento se puede leer que “Marinaleda se encuentra situada en los bordes de la llamada ‘Sartén de Andalucía’, con temperaturas de 45 grados a la sombra. Por esta razón, hacer una piscina era una necesidad perentoria y por eso expropiamos los terrenos suficientes”.

En la superficie expropiada, el consistorio construyó tres piscinas (dos para mayores y una para niños). Los vecinos del pueblo pagan 1,80 euros por el abono de temporada y no se especifica el precio de las instalaciones para los no censados.

El ayuntamiento destaca que todos los bienestares público, o bien son gratuitos, o bien tienen que tener un precio que puedan pagar los que sean más pobres entre los pobres.

 

El PIB sube un 0,2% en el primer trimestre, una décima menos de lo esperado

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable