Política

Moratinos promueve el acercamiento al régimen de los hermanos Castro y al mismo tiempo financia a la disidencia cubana en Madrid

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que con una mano está propiciando el diálogo y el acercamiento al régimen de los hermanos Castro en Cuba, con la otra ha estado financiando a la disidencia cubana en Madrid.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el departamento que dirige Moratinos dio en 2007 -hace poco más de un año- nada menos que 100.000 euros a la Asociación Encuentro de la Cultura Cubana. El dinero procede de una partida de "actividades de cooperación y ayuda al desarrollo" de la entonces AECI, Agencia Española de Cooperación Internacional, ahora conocida como AECID.

Esta Asociación tiene una revista y una página web en las que no faltan las críticas al régimen de La Habana, y donde se refieren a Raúl Castro como "dictador". En ellas colaboran disidentes tan conocidos, y tan poco queridos por las autoridades cubanas, como Raúl Rivero, María Elena Cruz Varela y Carlos Alberto Montaner.

Cuenta con una sección dedicada a informes y denuncias sobre violaciones de derechos humanos, y dispone de enlaces con Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Reporteros Sin Fronteras.

La web de esta asociación cubana recibe siete millones de visitas al mes y la revista -que es trimestral- tiene una tirada de 4.500 ejemplares. La mitad de ellos se distribuyen en Cuba sin la aquiescencia del régimen. Y esto se hace -al menos en parte- con la financiación del Ministerio Asuntos Exteriores español.

El Gobierno de Rodríguez Zapatero está ahora en pleno acercamiento al régimen castrista, después de la visita que realizó en octubre a Madrid el jefe de la diplomacia cubana, Felipe Pérez Roque.

Quizá esta ayuda del departamento de Moratinos a la disidencia moderada explique por qué el exilio cubano en España hace tan poco ruido, y no es especialmente crítico con la política exterior de Zapatero hacia Cuba.

De hecho, durante la visita de Pérez Roque se organizó una protesta delante del Palacio de Viana, donde estaba reunido con Moratinos. En ese acto sólo estuvo presente con una pancarta pidiendo democracia en Cuba el disidente Rigoberto Carceller. 

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes