Política

Al congreso de julio se llegará con un único nombre para presidir la formación

Nadie quiere guerras en el PP: la apuesta es pactar una candidatura de unidad

Feijóo no es discutido por nadie. Cospedal tiene poder territorial pero recibe mensajes de que no concita unanimidad en el partido. Sáenz de Santamaría ha perdido opciones

photo_cameraMaría Dolores de Cospedal y Alberto Núñez Feijóo.

Mariano Rajoy anunció ayer que pone punto y final a su mandato en el PP, proponiendo además a la actual ejecutiva que ponga, cuanto antes, fecha a un congreso extraordinario para elegir a su sucesor. El nuevo presidente, por tanto, no será designado por su predecesor, una novedad que ha gustado a nivel interno pero que puede provocar una batalla que nadie desea.

Una vez confirmada la marcha de Rajoy, los dirigentes nacionales y regionales presentes ayer en Génova coincidían en señalar que el PP necesitaba “mantenerse unido”, pese a la carrera por la sucesión que ahora comienza: “No podemos acabar como el PSOE. Es lo último que desea el presidente con la decisión tomada hoy”.

Hacia una candidatura unitaria

El anuncio del todavía líder de los populares pilló por sorpresa a la mayoría de los convocados a la sede nacional. Solo unos pocos dirigentes, entre ellos María Dolores de Cospedal y algún que otro barón regional, conocían lo que Rajoy iba a anunciar pasadas las doce del mediodía. Una “bomba” que provocó todo tipo de reacciones.

No obstante, minutos después de acabar el cónclave, había cierto consenso sobre las intenciones del presidente: “Tenía la opción de aguantar hasta después de las autonómicas y municipales o marcharse ya. Y ha testado que era mejor anunciar su renuncia hoy para evitar que el partido afronte esos comicios con dudas sobre su futuro”.

Con ese objetivo, afrontar las elecciones de 2019 con el partido fortalecido, altos cargos del partido comentaban, a la salida de Génova, que la formación debe evitar, pese al proceso que se abre ahora, iniciar una batalla interna por el liderazgo del PP: “La mejor opción es una candidatura unitaria”, comentaron a El Confidencial Digital importantes cargos populares.

Feijóo garantiza la paz interna

Esa tesis se fue extendiendo entre los principales dirigentes populares según avanzaba el día de ayer. Todas las fuentes consultadas por este diario aseguraban que el PP solo podría volver al Gobierno si se mantiene unido. Y, por tanto, “lo deseable es que al congreso se presente una única propuestaque cuente con el respaldo de todas las familias del partido”.

Para lograr ese objetivo, muchos cargos del partido señalan a Alberto Núñez Feijóo como el único líder del PP que, a día de hoy, puede garantizar la paz interna: “No es discutido por nadie y, además, es garantía de éxito en las urnas”.

Al actual presidente de la Xunta, de hecho, le beneficia el calendario orgánico anunciado por Rajoy. El hecho de que el congreso se celebre antes de las elecciones autonómicas y municipales le sitúa como el único presidente regional que gobierna con mayoría absoluta y resta argumentos a Sáenz de Santamaría, que debe decidir si se presenta como candidata en la Comunidad de Madrid; y a Cospedal, que aspiraba a recuperar Castilla-La Mancha.

A Cospedal le piden que pacte

La secretaria general, no obstante, cuenta con gran poder orgánico y territorial, que le permitiría “dar la batalla con garantías” si finalmente decidiera dar un paso al frente. No obstante, señalan a ECD desde su entorno más cercano, “no lo tiene claro” porque “es consciente de que muchos en el partido le pedirían un pacto para evitar una batalla interna”.

Las mismas fuentes recuerdan, en este sentido, que Cospedal, como número dos del partido, tendrá “mucha influencia” en la composición del Comité Organizador del Congreso, cuyos integrantes se elegirán en la reunión de la ejecutiva del lunes.

Además, sus apoyos territoriales le permitirían lograr un gran número de votos antes del congreso y garantizarse una importante presencia de compromisarios afines en dicho cónclave, lo que le permitiría medirse “de tú a tú” con Feijóo. Pese a ello, insisten, “todos somos conscientes de que es mejor un acuerdo previo a un congreso en el que el partido pueda quedar dividido”.

Con todo, altos cargos del PP aseguran que “los que aspiran a la sucesión ya están midiendo sus apoyos”, y añaden: “En función de sus cálculos, hablarán para lograr un acuerdo previo, con un solo liderazgo”.

Sáenz de Santamaría, en clara desventaja

Desde el entorno de Cospedal, pese a todo, reconocen que la secretaria general tiene difícil encabezar una “candidatura de unidad” teniendo en cuenta el distanciamiento existente con Soraya Sáenz de Santamaría.

La ex vicepresidenta, por su parte, está obligada “sí o sí” a pactar para tener protagonismo en la nueva etapa del PP, ya que la decisión de Rajoy de celebrar cuanto antes el congreso extraordinario, y no situarla como portavoz parlamentaria, han dejado a la vallisoletana “en zona de nadie” y sin opciones reales de aspirar a la presidencia del partido.

De ese escenario son perfectamente conscientes tanto Alberto Núñez Feijóo como María Dolores de Cospedal. Desde los equipos de ambos, de hecho, se da por hecho que Sáenz de Santamaría “se acercará” al presidente de la Xunta para buscar un pacto.

Una situación que podría obligar a la actual secretaria general a sumarse y confirmar, de esta forma, una única candidatura liderada por el gallego. Ese movimiento, de llegar a producirse, precisará de importantes acuerdos: “Si Feijóo es el único candidato, probablemente tendrá que mantener a Cospedal en la ejecutiva y situar a Sáenz de Santamaría al frente del PP en el Congreso”.

El congreso, a mediados de julio

Lo que tienen claro los principales dirigentes del PP, independientemente de estos posibles pactos para evitar cualquier batalla interna, es que la elección del nuevo presidente del partido será antes de verano. En concreto, las fuentes consultadas dan por seguro que la ejecutiva nacional convocará, el lunes que viene, el congreso extraordinario para mediados de julio:

-- “Según nuestros estatutos, la convocatoria debe realizarse con un mínimo de 40 días de antelación. Así, el congreso podría celebrarse, como pronto, el fin de semana del 20 al 22 de julio, aunque también podría posponerse una semana y realizarse del 27 a 29”.

En todo caso, existe total unanimidad en que el PP debe tener nuevo presidente antes del parón estival: “De esa manera, encararíamos el nuevo periodo de sesiones de septiembre en el Congreso y en el Senado con una ejecutiva renovada y nuevos portavoces parlamentarios”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable