Política

Objetivo: parar a los ‘indignados’ el día de la investidura de Rajoy. La policía montará tres cordones para impedir que invadan las inmediaciones del Congreso

El debate de investidura que convertirá a Mariano Rajoy en presidente del Gobierno vendrá acompañado de un espectacular despliegue policial en torno al Congreso de los Diputados. Los partidos temen un boicot por parte de los 'indignados' y han pedido a la Dirección de la Policía Nacional un plan de seguridad especial para evitar cualquier incidente.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el despliegue que se está organizando para los próximos días 19, 20 y 21 de diciembre incluirá novedades con respecto a los operativos que se han llevado a cabo en anteriores debates de investidura: “La aparición de nuevos grupos de presión y contra los políticos obliga a tomar medidas extraordinarias”.

Estas palabras pertenecen a una voz autorizada de la Unidad de Intervención Policial consultada por ECD, que define el despliegue para el debate de investidura como “una mezcla entre los que realizamos en 2008 y 2004, y los que hemos montado desde el pasado mes de mayo tras la irrupción de los ‘indignados’”.

Tres grupos antidisturbios, cordones desde Neptuno a Cedaceros

Así, se mantendrá el blindaje del llamado “núcleo central”, es decir, el propio Congreso de los Diputados, con la presencia de antidisturbios en la Puerta de los Leones de la Cámara, para “garantizar la seguridad de las autoridades e impedir cualquier tipo de altercado en los accesos”.

Además, “habrá otros dos grupos de agentes de las unidades de intervención policial en las inmediaciones del palacio”.

La principal novedad con respecto a los debates de investidura pasados será el establecimiento de tres cordones perimetrales, que impidan a los ‘indignados’ poder acercarse a cualquier entrada, aunque sea secundaria, del Congreso de los Diputados.

El primero de esos ‘cinturones’ estará situado en la Plaza de Neptuno: “En las últimas manifestaciones del 15-M, detectamos que aprovechaban el Paseo del Prado para acceder por allí a las inmediaciones de la Cámara, y por eso se ha decidido ‘cerrar’ ese acceso”.

Tampoco se podrá acceder a la Carrera de San Jerónimo a través de las calles pertenecientes al llamado Barrio de las Letras: “Cortaremos los accesos por Jovellanos y Zorrilla, al norte del edificio, y Cervantes y la calle del Prado, por el sur, con dos pequeños cordones a cada lado”.

Por último, los antidisturbios volverán a impedir el paso por la calle Cedaceros desde la puerta del Sol y la plaza de Sevilla, lugares de reunión de los ‘indignados’ desde los que suelen partir para llegar a la Cámara Baja: “Ese cordón siempre ha sido efectivo, pero hemos tenido que reforzar la zona de Neptuno y del Barrio de las Letras porque la gente del 15-M buscaba nuevas vías para llegar al Congreso”.

Agentes ‘infiltrados’ en las ‘asambleas’ y en las redes sociales

Las fuentes consultadas por ECD explican que agentes de la Brigada de Información de la Policía Nacional “están siguiendo estos días los movimientos de los ‘indignados’ para saber exactamente a qué nos podemos estar enfrentando dentro de dos semanas”.

Para ello, “policías de paisano acuden a las asambleas que organiza el 15-M, en las que se exponen planes de acción para protestar contra la investidura de Rajoy”.

También “se han creado perfiles en las redes sociales para estar cerca de los organizadores de las movilizaciones pero pasando inadvertidos”.

Las últimas acciones de los ‘indignados’ preocupan a la Policía y a los partidos

Voces autorizadas de la Policía Nacional reconocen que “en las últimas semanas estamos viviendo una escalada de tensión procedente del 15-M y de otros grupos, como los profesores en la Comunidad de Madrid que entraron al Congreso hace dos días para protestar aprovechando la jornada de puertas abiertas por el aniversario de la Constitución”.

A ese suceso hay que sumar la ‘toma’ de la Puerta de los Leones por parte de los ‘indignados’ hace tres semanas, la manifestación frente a la sede del PP en la calle Génova el jueves después de las elecciones, y el reciente desalojo del Hotel Madrid.

“Todas esas acciones indican que algo desagradable puede pasar si no se toman las medidas de seguridad pertinentes, pero estamos preparados”, aseguran las fuentes policiales consultadas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?