Política

Aseguran que sólo reciben donativos de nacionalistas escoceses

Observadores internacionales del 1-O aportan documentos para demostrar que la Generalitat no les financió

Miembros de la plataforma Scottish For Yes facilitan a ECD extractos bancarios que acreditan el pago personal del viaje, la estancia y dietas

Extracto bancario de un observador internacional del 1-O.
photo_cameraExtracto bancario de un observador internacional del 1-O.

Es uno de los objetivos de la Fiscalía y del juez Llarena reunir pruebas que demuestren la malversación cometida por los ex consellers de la Generalitat en la organización del referéndum del 1-O. Para ello, han encomendado a la Guardia Civil que ahonden en las pesquisas iniciadas y recaben más documentos incriminatorios.

Se trata de sostener las sospechas del Ministerio Público, que se dirigen contra la interventora de la Generalitat, Rosa Vidal. Creen los fiscales que la funcionaria falseó o consintió el falseamiento de los informes entregados cada mes primero y cada semana después a Hacienda sobre las cuentas catalanas.

Gastos del 1-O

Tanto en el Supremo como en el juzgado de instrucción número 13 de Barcelona buscan las facturas que demuestren el uso de fondos públicos para financiar la consulta, es decir: compra de las urnas, impresión de las papeletas, propaganda electoral, centro de datos, páginas web, soporte informático para el recuento, retribución de los miembros de las mesas y de los observadores internacionales. Entre otros gastos.

La Guardia Civil ha señalado en varios informes al servicio exterior de la Generalitat, el hoy extinto Diplocat, como canal de pago para los politólogos extranjeros que acudieron a Barcelona a examinar la pulcritud democrática del 1-O. Algo que han desmentido reiteradamente los procesados y los propios observadores.

Scottish For Yes

El Confidencial Digital ha tenido acceso a los documentos que utilizan estos emisarios para demostrar que ni el Diplocat, ni la Generalitat, ni la ANC, ni Òmnium Cultural ni ninguna otra asociación o partido catalanes pagaron “un solo euro” para sufragar sus gastos en Barcelona.

En concreto, los documentos aportados son los de los observadores procedentes de Escocia, que pertenecen a la asociación independentista Scottish For Yes, de fines, estrategia y métodos muy similares a los de la ANC y Òmnium.

Donaciones de afines a la causa

Miembros de SFY aseguran a ECD que ningún catalán, persona física o jurídica, ha sufragado los gastos de su viaje y estancia en Cataluña, adonde acudieron en calidad de observadores “voluntarios”. Afirman con rotundidad que su única fuente de ingresos para esta misión diplomática fueron las donaciones de escoceses “identificados con el derecho a decidir de los catalanes” y sus propios ahorros.

Así se puede comprobar, añaden, en la plataforma de crowdfunding o recaudación digital IndieGoGo. SFY inició una campaña de donaciones en la plataforma el 20 de septiembre para la “delegación de observadores escoceses en el referéndum de Cataluña”.

Según los documentos aportados, en una semana recibieron 51 aportaciones, que variaron desde las tres libras hasta las 500. En total, recaudaron 1521 euros.

documentos

documentos

documentos

Viajes, alojamiento y dietas

Los observadores contactados por ECD afirman haber viajado desde el aeropuerto de Glasgow hasta el de Reus con la compañía Jet2, vuelo en clase turista que pagaron con su dinero personal, según sus declaraciones. Lo mismo ocurrió con el de vuelta a Escocia, que en esta ocasión despegó de El Prat y aterrizó en Edimburgo. La compañía fue Vueling. El coste fue de 404,87 libras, según el extracto bancario del delegado que efectuó el pago.

El alojamiento lo costearon de su bolsillo, afirman a este confidencial, y fue un piso turístico que alquilaron a través de Airbnb. Estaba situado en la localidad de Vilassar de Mar (Barcelona). La estancia en el mismo tuvo un coste de 513,86 libras, según el mismo documento. Los desplazamientos los realizaron en Rodalies.

documentos

Asimismo, cargaron a la cuenta de la asociación los gastos en dietas, según consta en los asientos facilitados. En ellos se puede leer varias salidas en concepto “Burger King”.

Financiación privada

SFY envió una delegación de cinco personas para evaluar la “transparencia” y “acceso al voto” de los catalanes. Se trata de dirigentes de la asociación, profesores universitarios y politólogos. Afirman que en su dictamen destacaron la “violencia policial” que impidió a muchos acercarse a los colegios electorales.

A pesar de desvincularse de cualquier financiación por parte de la Generalitat de o asociaciones o partidos independentistas, señalan que sí les consta que otros observadores internacionales sí recibieron ayuda de “fondos privados”. Si éstos recibieron a su vez dinero público, les parece una incógnita.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes