Política

Busca repetir el “modelo Grande-Marlaska”

El PSOE apuesta por Baltasar Garzón para la Alcaldía de Madrid

Pedro Sánchez busca un golpe de efecto frente a Carmena y forzar un gobierno de coalición Podemos-socialistas

La llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa se ha dejado notar en las últimas encuestas electorales, que reflejan un PSOE al alza en varias regiones. En Madrid, el partido ya tiene candidato para la Comunidad, Ángel Gabilondo, donde espera mejorar los resultados de hace tres años. Pero el candidato para el Ayuntamiento continúa siendo un misterio.

Según explican al Confidencial Digital altos cargos de Ferraz, el objetivo de las ejecutivas federal y regional es cubrir cuanto antes esa vacante en Madrid capital, con el fin de tener un cabeza de lista visible que se vaya consolidando a 50 semanas de las municipales y autonómicas, aprovechando también la subida del PSOE en todos los estudios demoscópicos.

El plan de Pedro Sánchez es acelerar el nombramiento para septiembre. Entre otras cosas, porque tanto José Manuel Franco, líder del partido en Madrid, como Ángel Gabilondo, candidato a la Comunidad, se lo han demandado a la dirección nacional: “Tenemos que empezar el nuevo curso con fuerza, y construyendo ya un proyecto para la ciudad”.

Dos perfiles muy diferentes

Desde hace varios meses, en Ferraz se trabaja en dos posibles perfiles, muy diferentes entre sí, para encabezar la candidatura del PSOE al Ayuntamiento:

--Por un lado, se piensa en alguien joven, de 35 a 40 años, que además tenga experiencia. Se habla de dos nombres: Juan Lobato, actual alcalde de Soto del Real, y Juan Segovia, ex diputado en la Asamblea de Madrid y secretario general del PSOE de Fuencarral.

Ambos son muy valorados a nivel interno y, además, son considerados valores de futuro, pero también de presente, en el POSE. No obstante, la pega que tiene este tipo de candidaturas es que son poco conocidas y, por tanto, con un reducido margen de movilización de votos. Un hándicap grande, teniendo en cuanta que las encuestas sitúan al PSOE en el cuarto lugar en la capital.

--La otra opción es situar a una persona absolutamente contrastada, que suponga una inyección de moral y autoestima para un electorado socialista que, en Madrid ciudad, empezaba a inclinarse inclinando por el proyecto de Manuela Carmena.

Con este perfil en mente, Pedro Sánchez había pensado, meses atrás, en Beatriz Corredor. La ex ministra de Vivienda cumplía todos los requisitos: experiencia de gobierno, conocida por el electorado y, además, mujer. No obstante, el hecho de que su nombre haya aparecido vinculado a la trama de financiación irregular del PSOE valenciano la ha descartado.

Baltasar Garzón, la apuesta

Consciente de que Corredor ya no podía ser su candidata a la alcaldía, y más inclinado por situar a alguien contrastado, Pedro Sánchez encargó a su equipo buscar a una persona totalmente acreditada, que supusiera un golpe de efecto y que, además, pudiera llegar después a acuerdos con Manuela Carmena.

Fue entonces, tal y como contó ECD hace un mes, cuando al líder del PSOE le pusieron sobre la mesa el nombre de Fernando Grande-Marlaska. El hoy ministro del Interior, amigo personal de Margarita Robles, fue incluso sondeado por Ferraz, donde se consideraba que hasta podría gobernar, llegando a acuerdos tanto a la izquierda (con Manuela Carmena), como a la derecha (con PP y C´s).

La sentencia de la Gürtel contra el PP, y el posterior triunfo de la moción de censura contra Rajoy, que llevaron a Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno, precipitaron los acontecimientos y provocaron que el magistrado de la Audiencia Nacional acabara ocupando el cargo de ministro del Interior.

Pese a ello, explican a ECD las fuentes consultadas, el “modelo Marlaska” gustó tanto a Sánchez como a Ferraz, por lo que empezó a vislumbrarse otra candidatura que, de confirmarse, “será todo un pelotazo”: Baltasar Garzón.

El ex magistrado constituye “todo un referente”, tanto dentro del PSOE como para el electorado de izquierdas, que, así, tendría en Madrid dos candidaturas relacionadas con la jurisprudencia, como el propio Garzón y Manuela Carmena. Un escenario que empieza a ilusionar, y mucho, a dirigentes socialistas consultados por este diario.

Hacia un gobierno de coalición

En Ferraz, y con las encuestas en la mano, son conscientes de que Garzón podría situar al partido por delante de lo que indican los actuales sondeos, aunque no tanto como para una victoria en las urnas. Sin embargo, su presencia en el Ayuntamiento podría facilitar mucho un gobierno de coalición con Manuela Carmena.

Ese pacto con Ahora Madrid sería la garantía para que el ex juez de la Audiencia Nacional no abandonara su asiento a los pocos meses de las elecciones por no haber logrado la victoria. Un escenario que algunos del PSOE de Madrid recuerdan cuando se les consulta por la posibilidad de poner a un “peso pesado” como candidato en las municipales: el riesgo de que abandone si no gana.

Tanto Pedro Sánchez como José Manuel Franco siempre han defendido un pacto de izquierdas en Madrid, que estaría más cerca con el ticket Garzón-Carmena.

Conocemos ese interés”

Cabe recordar que Baltasar Garzón, junto a Gaspar Llamazares, lleva meses impulsando su nuevo proyecto político, “Actúa”, que busca una gran alianza de los partidos de izquierda para las elecciones autonómicas y municipales. Ese proyecto encaja a la perfección con los planes del PSOE para el Ayuntamiento de Madrid.

Desde el entorno más próximo del ex magistrado confirman al Confidencial Digital: “Conocemos ese interés” por parte del PSOE. Aunque explican que, al menos hasta la fecha, no se ha realizado, por parte de Ferraz, una propuesta concreta.

Gaspar Llamazares, por su parte, confirma a ECD que se están produciendo conversaciones entre el PSOE y Actúa, pero –dice- no para hablar de candidaturas, sino de “colaboración” entre “la izquierda” y jamás de “subordinación” al PSOE. “También hemos hablado con Podemos”, añade en este sentido.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo