Política

Se trabaja un pacto previo para evitar batallas en el congreso de julio

El PSOE que diseña Susana Díaz: ella secretaria general y candidata, Madina portavoz

La propuesta alternativa del diputado vasco: ser él quien lidere el partido y dejar a la andaluza la presidencia

Susana Díaz en la Conferencia Política del PSOE.
photo_cameraSusana Díaz en la Conferencia Política del PSOE.

Aunque el tsunami informativo que ha provocado la abdicación del rey Juan Carlos aparentemente lo ha dejado en segundo plano, la realidad es que la batalla interna en el PSOE por decidir quién liderará el partido a partir del próximo mes de julio se ha agudizado. Con dos protagonistas enfrentados: Susana Díaz y Eduardo Madina.

Negociaciones entre bambalinas para evitar que batallas en el próximo congreso del 26 de julio. Es lo que está ocurriendo en estos momentos en las filas socialistas entre los dos principales candidatos a liderar el PSOE tras la renuncia de Carme Chacón: Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, y Eduardo Madina, secretario general del Grupo parlamentario y el hombre aupado por el aparato del partido.

De acuerdo con las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, intermediarios de ambos candidatos se hallan en permanente contacto para intentar firmar ese acuerdo, por la vía de tratar de convencer a su adversario de que acepte ser el segundo del otro.

Los apoyos de Eduardo Madina

En el caso de Eduardo Madrid Madina, a quién están apoyando Alfredo Pérez Rubalcaba y Elena Valenciano con el objetivo de hacerse con el mando, la propuesta que han trasladado al equipo de Susana Díaz es: “Que ella se quede como presidenta del partido, a cambio de aceptar a Madina como secretario general y candidato a la Moncloa”. Así lo revelan fuentes del PSOE.

[OBJECT]“Esta propuesta, de la que ya se ha hablado en el partido con anterioridad, es difícil de aceptar por ella porque el presidente del partido no tiene mucho poder. Y ella lo que quiere es liderar el PSOE sin ninguna duda. Además, ya no se trata de Madina sólo. Es que con Madina se quedaría Rubalcaba y se quedaría Valenciano, y seguro parte del aparato actual”, explican esas fuentes.

Contrapropuesta

La presidenta de la Junta de Andalucía quiere ser ella quien lidere el partido, pero por aclamación, como ocurrió cuando logró ser nombrada secretaria general del PSOE andaluz, y así evitar el desgaste que supondría tener que batallar en unas elecciones internas con Madina y contra el aparato de Ferraz. Para intentarlo, cuenta con el apoyo en las negociaciones de Manuel Chaves y Gaspar Zarrías, sus 'padrinos'.

“La propuesta que ha lanzado Susana Díaz es que, a cambio de no optar a la secretaría general, Eduardo Madina se quede como portavoz parlamentario. Las negociaciones son continuas, los encuentros son continuos, y el final de este camino no se sabrá hasta dentro de unos días”, insisten las fuentes consultadas.

Si finalmente se acuerda esa fórmula, el protagonismo parlamentario de Eduardo Madina será máximo, porque Susana Díaz no es diputada, y por tanto lo que no podría dar la réplica a Mariano Rajoy en el Congreso hasta que se celebren las elecciones a finales de 2015.

Durante algo más de un año, desde la vuelta del verano hasta la celebración de los comicios, ese papel es el que precisamente jugaría Madina, que sería la cara del PSOE contra el PP.

“La propuesta es difícil de aceptar por Madina, salvo que luego se le prometa algo más. Pegarse durante un año con el Gobierno, para luego no ser él el candidato a La Moncloa, es difícil”, vaticinan dirigentes del partido.

Los candidatos se mueven

Mientras las negociaciones avanzan, los dos candidatos se mueven también en la otra dirección, es decir, en hipótesis de que finalmente la que no haya pacto y tengan que decidir definitivamente si se presentan o no a la secretaría general del PSOE.

Esa es la razón por la que Rubalcaba y su entorno “han empezado a llamar ya a algunas federaciones preguntando por Eduardo Madina”, relatan fuentes socialistas. “El objetivo es saber si Madina tiene posibilidades o no, si hay agua en la piscina, para tomar la decisión de si se presenta”, insisten.

Madina cuenta con el apoyo de Extremadura y del aparato de Ferraz. Son numerosas ya las declaraciones públicas, tanto de Guillermo Fernández Vara, secretario general del PSOE extremeño, como de Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ex presidente regional, a favor del diputado vasco.

Por su parte, Susana Díaz cuenta con el respaldo del resto de las principales federaciones (sobre todo, por supuesto, Andalucía), salvo Asturias que no se ha pronunciado y donde el control lo tiene Javier Fernández, muy cercano a Alfredo Pérez Rubalcaba.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes