Política

Utilizaron expresiones como “conspiradores”, “golpistas”, “hp”...

El PSOE indulta a los militantes que insultaron a los promotores del golpe contra Pedro Sánchez

Ferraz archiva expedientes de expulsión e inhabilitación por injurias contra Javier Fernández y otros dirigentes ‘sanchistas’

El Comité Federal del 1 de octubre de 2016 pasó a la historia del PSOE por convertirse en una batalla tras la que acabó dimitiendo Pedro Sánchez ante la presión de los barones liderados por Susana Díaz. El conflicto desató las críticas e incluso insultos de muchos militantes, algunos de los cuales fueron expedientados... y ahora se les ha levantado dicha sanción.

La crisis interna que se vivió en esas fechas, con la marcha de Pedro Sánchez y la constitución de una gestora que terminó aprobando facilitar la investidura de Mariano Rajoy con la abstención, dividió profundamente al Partido Socialista.

Parte de la militancia, la más identificada con Sánchez, reaccionó manifestándose ante la sede de la calle Ferraz, constituyendo plataformas... Pero también hubo casos, o así lo entendieron algunas federaciones, en que algunos afiliados de base socialistas se extralimitaron y profirieron “injurias” e insultos graves contra dirigentes del partido.

El Confidencial Autonómico contó en el mes de abril que alrededor de una decena de militantes del PSOE en Asturias habían recibido notificaciones de expedientes, bien de inhabilitaciones temporales como afiliados, bien de expulsión definitiva del partido.

Las sanciones las impulsó el secretario general de la Federación Socialista de Asturias, Jesús Gutiérrez. Alegaba que los sancionados habían proferido insultos en las redes sociales (a veces en cuentas cerradas de Facebook) contra Javier Fernández, presidente de Asturias y después de la gestora que se hizo cargo del PSOE, y contra otros dirigentes socialistas del Principado que apoyaron la maniobra para forzar la dimisión de Pedro Sánchez.

En Twitter y Facebook estos militantes habían llamado a algunos dirigentes “susanistas” “golpistas”, “conspiradores”, incluso alguno utilizó un “hp”, por lo que se entendía que había llamado “hijo de puta” a un dirigente socialista asturiano.

Freno a la investigación tras el retorno de Sánchez

Un año después de que se abrieran los expedientes por “injurias”, El Confidencial Digital ha podido saber que estos procesos sancionadores a finales de 2016 han sido sobreseídos.

El Congreso Federal del PSOE en el que fue elegido de nuevo Pedro Sánchez, entre mayo de este 2017, frenó la investigación al haber cambiado la composición del Comité Federal de Derechos y Garantías.

Varios afiliados que tenían pendientes estos expedientes -algunos de ellos a los que la Federación Socialista de Asturias daba ya por expulsados- confirman a ECD que hace algunas semanas recibieron una notificación del partido: su expediente por lo sucedido en esas fechas turbulentas de septiembre y octubre de 2016 ha sido sobreseído.

A finales de septiembre de este 2017 los socialistas asturianos celebraron su congreso regional. Ganó el candidato “sanchista”, Adrián Barbón, y en el cónclave se aprobó una resolución instando a los órganos federales a archivar estos expedientes, para tratar de zanjar la división interna.

Y semanas después desde Ferraz hicieron caso de esta petición y los archivaron. Algunos afectados habían realizado alegaciones ante el Comité Federal de Derechos y Garantías, estaban pendientes de respuesta desde hace meses y finalmente recibieron la noticia del fin del proceso: les avisaron por correo electrónico o incluso por llamada telefónica de la nueva secretaria de Organización de la FSA, Gimena Llamedo.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?