Política

El Congreso la ha admitido a trámite

El PSOE solivianta a los abogados con la reforma de las costas judiciales para reformar la ley de enjuiciamiento civil.

Ha presentado una propuesta que obliga a pagar los gastos judiciales sólo en caso de mala fe. Los despachos prevén una pérdida de clientes porque litigarán como último recurso

Imagen de un juicio.
photo_cameraImagen de un juicio.

El Congreso admitió a trámite a mediados de noviembre la proposición de ley del PSOE para reformar la ley de enjuiciamiento civil. Si ésta se aprueba, los perdedores dejarán de pagar las costas judiciales del proceso: honorarios de abogados, peritos y procuradores, las certificaciones y documentos del juicio y los aranceles notariales.

 

Hasta ahora, la ley sigue criterio del vencimiento para permitir la condena en costas en un juicio; es decir, que el juez dicte en la sentencia que la parte perdedora debe pagar los gastos del proceso al vencedor.

Pero con esta proposición de ley, el grupo socialista entiende los jueces pueden abusar de la condena en costas, corriendo el peligro entonces de que los ciudadanos no acudan a los tribunales por el temor a ser perder el juicio y pagar las costas a la parte contraria.

De hecho, la ley de enjuiciamiento civil advierte de que la condena en costas debe evitarse cuando existan “serias dudas de hecho o de derecho”. Sin embargo, el grupo socialista quiere introducir otros criterios porque “en la resolución del caso concreto intervienen muchas variables que no dependen exclusivamente de quien de manda la justicia que cree vulnerada”.

Indignación en los abogados

Según ha constatado El Confidencial Digital, los abogados han recibido la propuesta del PSOE con temor e indignación a partes iguales.

Indignación, porque les sorprende que el PSOE cuestione el trabajo de los jueces a la hora de dictar las sentencias. Por otro lado, consideran que, de existir algún problema en la aplicación de la Justicia, la solución no es cargar al ciudadano con más gastos como son las costas procesales. “En lugar de ir al fondo del asunto, han ido a lo fácil”, afirman fuentes legales a ECD.

Y a la vez, con temor, ya que la consecuencia de esta reforma, si finalmente se lleva a cabo, es que muchos ciudadanos van a considerar seriamente si les compensa pleitear o no.

“Antes, existía el riesgo de que si te habían llevado a juicio y ganabas, no tenías que pagar los gastos de un proceso en el que no te querías meter. En cambio, ahora, te van a llevar a juicio y sí o sí vas a tener que pagarlo”, explican las mismas fuentes a este confidencial.

Las previsiones para el sector no son buenas. Los despachos de abogados perderán clientes porque éstos no se van a arriesgar a litigar por el coste económico que va a suponer.

Beneficia a grandes empresas

Otra queja que lanzan los abogados es que van a disminuir los pleitos de particulares contra grandes empresas. Por una razón: estas compañías suelen tener su propia asesoría jurídica, integrada en plantilla, con lo que el pago de las costas judiciales no les supone un desembolso excesivo.

En cambio, los particulares no podrán hacer frente a un pleito contra las mismas. El pago de las costas afectaría sobre todo a las clases medias, ya que no tienen acceso a la justicia gratuita y tienen que correr con sus gastos judiciales.

Las fuentes consultadas hablan sobre todo de casos de clientes contra bancos, que podrían terminar beneficiando a estos últimos porque los posibles demandantes no tengan capacidad económica para pagar las costas.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable