Política

Las relaciones están rotas desde la cena de ZP con Pablo Iglesias

Pedro Sánchez: “Por mí, Zapatero podía haberse quedado en Cuba”

El líder del PSOE, que se reunió off the record con un treintena de periodistas, acusa al ex presidente de “estar todo el día enredando”

Zapatero, Felipe González y Pedro Sánchez.
photo_cameraZapatero, Felipe González y Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez reniega por primera vez de Zapatero de una forma expresa y con contundencia. Off the record, se mostró muy crítico con él hace unos días, ante un grupo de periodistas. Hablando del encuentro que mantuvo en Cuba con Raúl Castro, fue tajante: “Por mí podría haberse quedado más tiempo en Cuba".

Ese viaje sorpresa de Zapatero y Moratinos a Cuba ha provocado un profundo malestar en La Moncloa y en Exteriores, como es conocido. El Gobierno de Mariano Rajoy ha acusado al ex presidente de “extraordinaria deslealtad”.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no se había pronunciado en público sobre el asunto. Pero sí compartió su opinión, francamente negativa, ante un reducido grupo de periodistas en un encuentro reciente para no publicar.

Una treintena de periodistas

Fuentes conocedoras de la reunión, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, cuentan que Pedro Sánchez se encontró, la semana pasada, con un nutrido grupo de periodistas, muchos de ellos tertulianos en radios y televisiones, así como algunos conocidos articulistas, todos ellos influyentes líderes de opinión de los principales grupos de comunicación españoles.

Durante la conversación se habló de la polémica visita del ex presidente del Gobierno a Cuba, y de la entrevista con Raúl Castro, y el actual secretario general socialista puso el énfasis en que había molestado en muchos ámbitos, pero más en concreto al Gobierno y al ministerio de Asuntos Exteriores.

Y, visiblemente molesto, pronunció la frase tajante que ya se ha reflejado: “Por mi Zapatero podría haberse quedado en Cuba. Ojalá estuviera más allí”.

“Está todo el día enredando”

Según algunos de los asistentes consultados por ECD, llamó enormemente la atención de los presentes el duro ataque contra el ex presidente. “No ocultó su enfado”, afirman.

Le acusó también de “estar todo el día enredando”, y le responsabilizó de algunas maniobras que -dijo- están debilitando su liderazgo en el PSOE.

En un entorno de confianza, el jefe de la oposición habló también con total libertad de otros asuntos que marcan, en este momento, la actualidad política y económica del país.

Otro de los presentes explica también que Pedro Sánchez pidió máxima discreción durante el encuentro, que tuvo formato de comida.

Las relaciones están rotas

Las relaciones entre Pedro Sánchez y Rodríguez Zapatero están “ totalmente rotas” desde que se salió a la luz la cena entre el ex presidente y Pablo Iglesias el pasado diciembre, en casa de José Bono. Así lo confirman fuentes de la máxima confianza del líder del PSOE. No encajó nada bien enterarse por la prensa”, aseguran.

Hay que recordar que la reunión con Iglesias se celebró justamente después de que Sánchez anunciara que eliminaría la reforma del artículo 135 que aprobó el Gobierno de Zapatero. El ex presidente tampoco le perdona la dura crítica sobre este asunto.

En el equipo de Sánchez consideraron, en aquel momento, que “era imposible” que el ex jefe del Ejecutivo y José Bono no fueran conscientes de que era contraproducente reunirse con Pablo Iglesias. Sobre todo, cuando la estrategia del PSOE es ir a por todas contra el líder de Podemos y los suyos.

Uno de los últimos movimientos que más han indignado a Sánchez son las gestiones personales de Zapatero con grandes empresarios del Ibex, tal y cómo reveló este confidencial, encaminadas a impulsar a Susana Díaz como candidata socialista a la Presidencia del Gobierno.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo