Política

Invitado este año junto a Juan Luis Cebrián y Ana Botín

Pedro Sánchez se enfrentará en el Club Bilderberg a los líderes mundiales que le llamaban “don nadie”

El “Gobierno del mundo en la sombra” apostó por Eduardo Madina como líder del PSOE en las primarias del partido que se celebraron un mes después del cónclave del año pasado

Eduardo Madina y Pedro Sánchez.
photo_cameraEduardo Madina y Pedro Sánchez.

Eduardo Madina fue designado el año pasado como futuro líder del PSOE, en lugar de Pedro Sánchez, por los miembros del Club Bilderberg. No acertaron. Ahora, el secretario general del partido se encontrará este fin de semana en el Interalpen Hotel, un lujoso resort de los Alpes austriacos, con los líderes mundiales que no le querían como jefe de la oposición en España.


El Club Bilderberg ha hecho pública este lunes la lista de invitados de su reunión anual. Entre los 150 asistentes de su 63ª edición, destaca la presencia del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, y el presidente del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, son los otros dos ilustres españoles que acudirán a la cita que tendrá lugar entre los próximos días 11 y 14 de junio. Sorprende también la ausencia de la reina Sofía, una habitual de este encuentro.

Apostaban por Madina, pero ganó Sánchez

Tal y cómo reveló la periodista Cristina Martín, tras la edición del año pasado en el hotel Marriot de Copenhague, un asunto tan interno como las primarias a la secretaría general del PSOE se coló en algunos debates del Club Bilderberg.

Quedaba solo un mes para elegir al futuro líder de la oposición, al tiempo que el fenómeno Podemos acababa de irrumpir con fuerza en las elecciones europeas, lo que les convirtió en otro de los asuntos referidos a España que se abordaron.

Las élites apostaban por Eduardo Madina tras la salida de Alfredo Pérez Rubalcaba. Pero el diputado vasco perdió ante el actual líder socialista, quien resultaba para ellos en ese momento un “desconocido”. Un “don nadie”, llegó a publicarse en algunas webs especializadas en el Club Bilderberg.

Era visto como un político con perfil más bajo por el que no apostaban. “Madina era su candidato, tenían buena sintonía. Le habrían explicado cómo funciona el sistema, como lo hicieron con Felipe González en su día…”, razonaba Martín.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable