Política

Primera crisis del nuevo gobierno socialista

Pedro Sánchez espera hablar personalmente con Màxim Huerta para pedirle más explicaciones

Moncloa insiste que el ministro está al corriente de sus obligaciones fiscales. El presidente quiere conocer de primera mano los detalles de su contencioso con Hacienda

photo_cameraMàxim Huerta promete su cargo ante el rey.

La bomba informativa surgió a primera hora de la mañana: Màxim Huerta defraudó a Hacienda 218.322 euros durante los ejercicios de 2006, 2007 y 2008 y fue obligado a pagar 366.000 euros por ese fraude. El ministro dio explicaciones a Pedro Sánchez, pero las nuevas informaciones han provocado que el presidente quiera tener con él una conversación personal con mayor profundidad.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes muy próximas a Moncloa, Huerta explicó a Sánchez, en una breve conversación, que está al corriente de sus obligaciones tributarias y que la sanción impuesta por Hacienda fue una “actualización” por un “cambio de criterio” del Ministerio Fiscal. Una versión que el ministro también ha defendido en Onda Cero.

El presidente del Gobierno, que iba a reunirse apenas unos minutos después con los agentes sociales, dio por buenas las explicaciones del titular de Cultura y le garantizó su continuidad en el cargo. No obstante, las nuevas informaciones publicadas a lo largo de esta mañana obligan, según las fuentes consultadas, a “una nueva conversación”.

En ese sentido, desde Moncloa se ha recibido con cierto nerviosismo la confirmación de que Huerta declaró como “gastos artísticos” la compra y mantenimiento de un apartamento en Alicante, tal y como ha desvelado El Confidencial, mismo medio que adelantó el fraude fiscal del ministro.

Ambas informaciones, las del fraude y la del apartamento, no han pasado desapercibidas en otros medios y tampoco entre los partidos de la oposición, que piden una reacción inmediata del Gobierno. Pablo Iglesias, de hecho, ha exigido la dimisión inmediata del ministro.

Sánchez quiere “más información”

Ante esta oleada de informaciones y peticiones de información, desde Moncloa explican que el presidente, Pedro Sánchez, “va a pedir más información”, al propio Màxim Huerta.

Así, afirman las fuentes consultadas, el jefe del Ejecutivo no descarta, una vez concluida su reunión con los sindicatos, convocar a Màxim Huerta para que el ministro le dé todas las explicaciones pertinentes.

Desde el PSOE aseguran que el objetivo de Sánchez es que exista “la máxima transparencia” y, por tanto, va a moverse para tener todos los datos que justifiquen cualquier toma de decisión.

Fuentes oficiales de Moncloa, consultadas a este respecto, insisten que la dimisión de Huerta no está encima de la mesa en estos momentos: “Màxim Huerta es el ministro de Cultura. Está al corriente de sus obligaciones fiscales”.

No obstante, altos cargos del PSOE, muy próximos a Sánchez, no descartan ningún escenario: “Tiene que hablar con el ministro para conocer con más detalle todo lo que pasó... y puede pasar cualquier cosa”.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo