Política

Tras la declaración de Granados

Podemos ha sido blando con Cifuentes por ‘culpa’ de Errejón

La dirección nacional pidió a la ejecutiva de Madrid que cediera al futuro candidato a la Comunidad todo el protagonismo. No ha exigido la dimisión de la presidenta

Íñigo Errejón, en un acto de campaña en Madrid.
photo_cameraÍñigo Errejón, en un acto de campaña en Madrid.

Cristina Cifuentes vivió, la semana pasada, el momento más delicado de su carrera política. Las declaraciones de Francisco Granados en la Audiencia Nacional, señalándola en la trama de financiación irregular del PP, la situaron en el disparadero y Ciudadanos anunció que podría dejar de apoyar su gobierno. Podemos, por su parte, estuvo menos combativo de lo esperado.

Una vez conocidas las acusaciones del ex número dos del PP de Madrid, Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, exigió que la presidenta de la Comunidad diera explicaciones ante la Cámara. Además, dejó claro que si Cifuentes no era convincente, podía quedarse si el respaldo de la formación naranja.

Los periodistas esperaban las reacciones de PSOE y Podemos en la Asamblea, pero la formación morada informó que sería Íñigo Errejón, desde el Congreso de los Diputados, el que valorara la declaración de Granados. La portavoz regional, Lorena Ruiz-Huerta, tuvo que esperar a que hablara el futuro candidato a la Comunidad para expresar su propia opinión.

Orden de dar protagonismo a Errejón

Esa maniobra, tal y como explican a El Confidencial Digital desde Podemos, tuvo a la ejecutiva nacional del partido como brazo ejecutor. La consigna era dar protagonismo al futuro candidato a la Comunidad de Madrid que, después de mucho tiempo, volvió a comparecer en la sala de prensa del Congreso.

El que fuera portavoz de Unidos Podemos en la Cámara anunció que había registrado ella petición de comparecencia urgente de Cifuentes, y también de Esperanza Aguirre y de Francisco Granados, en la comisión de investigación sobre la financiación del PP creada en el Congreso después del escándalo Bárcenas.

Errejón, además, protagonizará en las próximas sesiones de control al Gobierno preguntas relacionadas con las investigaciones judiciales de diferentes tramas de corrupción.

Este martes, de hecho, ya interrogará a Rafael Catalá, en referencia a los casos que azotan al PP en Madrid y Valencia, “hasta qué punto se ve afectado el funcionamiento del Gobierno por el desarrollo de los juicios sobre financiación irregular de su partido”.

Una estrategia “blanda”

La “ofensiva” de Podemos en el Congreso, encabezada por Íñigo Errejón, ha dejado al grupo parlamentario del partido en la Asamblea de Madrid en un segundo plano, mientras que PSOE y Ciudadanos reclaman explicaciones urgentes a Cifuentes en la Cámara autonómica.

Esa estrategia no ha convencido del todo a diputados regionales de Podemos, que consideran “blanda” la respuesta del partido, impuesta por la ejecutiva nacional, a las duras acusaciones de Francisco Granados contra Cristina Cifuentes.

La propia portavoz en la Asamblea, Lorena Ruiz-Huerta, de hecho, decidió “elevar el tono” después de las declaraciones de Errejón y, aprovechando las preguntas de los medios, aseguró queCifuentes debería “dimitir” si sus explicaciones no eran convincentes. Además, invitó al PSOE a presentar una moción de censura que su grupo parlamentario apoyaría.

Esa oferta, no obstante, no ha contado con la dirección nacional de Podemos, que no ha presionado a los socialistas como sí hizo en su día con Pedro Sánchez. En Princesa 3 tienen claro que hay que apoyar la campaña de Errejón y, por eso, en la estrategia de Madrid, “ya manda él”.


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo