Política

Advierte que no va ceder a la presión del partido

Puigdemont está dispuesto a forzar nuevas elecciones y presentarse en solitario

Es la amenaza a la dirección del PDeCAT que ha lanzado tras la reunión del pasado fin de semana en Berlín

Carles Puigdemont.
photo_camera Carles Puigdemont.

Era un encuentro clave para evitar nuevas elecciones en Cataluña, pero la reunión de Puigdemont con el Grupo Parlamentario de JxCAT en Berlín sirvió para confirmar los peores presagios de la dirección de la antigua Convergència: Carles Puigdemont está enrocado e, incluso, valora presentarse por libre en unos nuevos comicios si el partido no atiende a sus exigencias.

 El pasado 12 de abril, El Confidencial Digital publicó que Carles Puigdemont tenía en alerta al PDeCAT porque su intención era volver a presentarse como candidato a la investidura. El ex president hizo esta advertencia cuando aún no estaba claro qué iba a pasar con Jordi Sánchez y entonces alguno no lo tomó en cuenta, pero ahora esos planes se han confirmado.

El cabeza de lista por JxCAT en los últimos comicios impuso a la delegación del Grupo Parlamentario que viajó a Berlín, su candidatura en un nuevo debate en el Parlament para formar Govern. Una decisión que nadie quería en el PDeCAT y que, desde el partido, se trató de evitar a toda costa.

Así, tal y como se contó en estas páginas, se orquestó, incluso, una campaña de presión a Puigdemont, por parte de sus propios ex consejeros, liderada por Joaquim Forn. El objetivo era que el ex president se olvidara de querer dirigir la Generalitat en el exilio y permitiera la elección de Elsa Artadi para evitar nuevas elecciones, pero ese escenario está “más lejos que nunca”.

Amaga con una candidatura propia

Las fuentes consultadas por este diario señalan que Puigdemont se ha enrocado definitivamente y le da igual que queden apenas dos semanas para evitar de nuevo otra cita con las urnas. Cree que el tiempo juega a su favor y que el PDeCAT, tal y como pasó el sábado con los emisarios del Grupo Parlamentario, se plegará a todas sus exigencias.

Unas exigencias que pasan, en primer lugar, por volver a intentar hacerle presidente y, una vez frenada esa opción por el Tribunal Constitucional, proponer al candidato que señale el propio Puigdemont. Nunca, en ningún caso, una Elsa Artadi que, en opinión del ex president, le ha traicionado.

La convicción del cabeza de lista de JxCAT es tal que, de confirmarse la nueva cita electoral sin que el partido haya atendido sus peticiones, no descarta presentarse con una lista paralela a la de la antigua Convergència. De hecho, ya ha hecho saber a la formación que es un escenario que contempla si no es escuchado.

Desde el PDeCAT recuerdan que Puigdemont ya amagó con lo mismo antes de las elecciones del 21-D. Artur Mas, en esa ocasión, se trasladó de urgencia a Suiza para alcanzar un acuerdo con él y presentar una “lista de unidad” con las siglas de JxCAT. Ahora, sin embargo, consideran que la situación ha cambiado.

Entre otras cosas, sostienen, porque el ex president ha decidido que no tiene problemas en volver a traspasar la barrera de la ilegalidad, mientras que el PDeCAT y ERC no están por la labor. Con ese escenario, cualquier acuerdo posterior con Puigdemont será imposible de haber nuevas elecciones y los independentistas podrían encontrase con unas siglas nuevas a las que votar.


El vídeo del día

PP asegura que la ‘Ley Celáa’ “nace muerta”.
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes