Política

Rajoy no aplicará el ‘dedazo’ para nombrar a su sucesor. Cree que eso le perjudicó a él y buscará situar a Feijóo en la cúpula del partido en el próximo Congreso

Mariano Rajoy lo tiene claro: el día que decida marcharse y dejar paso a otro líder para ser el candidato del PP a la presidencia del Gobierno, convocará un Congreso nacional del partido para situar en la cúpula a su sucesor. Quiere evitar así que su 'elegido' sufra las mismas consecuencias que él cuando Aznar le nombró 'a dedo'.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el presidente del Gobierno ha comentado en varias ocasiones a su entorno más cercano que él no quiere para su sucesor los mismos problemas que tuvo él cuando llegó a la dirección del partido por elección personal de José María Aznar, que le señaló como su ‘heredero’ sin ningún proceso orgánico interno.

En opinión de Rajoy, ese ‘dedazo’ fue “una losa” que tuvo que soportar no sólo en las elecciones de 2004, sino en los ocho años siguientes del PP en la oposición, donde algunos dirigentes del partido cuestionaron su liderazgo debido a la forma en la que había sido elegido por Aznar.

Para evitar que su sucesor pase por lo mismo, el presidente del Gobierno y del PP ya tiene diseñado un plan de acción para el día que decida dejar paso a otro líder.

En concreto, Rajoy ha reconocido a su entorno que convocará un Congreso nacional del partido, en el que situará en lo más alto a nivel orgánico a la persona que él vea mejor posicionada para tomar su relevo al frente del PP y para optar a la presidencia del Gobierno.

La estrategia, explican fuentes bien situadas en el PP, “es la misma que aplicó Esperanza Aguirre con Ignacio González, al que impulsó hasta la secretaría general del partido en Madrid tan sólo unos mesesantes de que la ‘lideresa’ anunciara su dimisión como presidenta de la Comunidad de Madrid”.

Quiere a Feijóo como candidato a la presidencia en seis años

Tal y como se ha explicado en estas páginas, la intención de Mariano Rajoy es volver a presentarse como candidato del Gobierno dentro de dos años, en 2015, para estar una segunda legislatura, cuatro años más, al frente del Ejecutivo.

Para dentro de seis años, una vez acabada su segunda legislatura en el Gobierno, Mariano Rajoy ha pensado en Núñez Feijóo como su sucesor: “Es el dirigente autonómico mejor valorado y aprovechará ese tiempo para seguir ampliando su mayoría y asentarse en Galicia antes de dar el salto a Madrid”.

No obstante, Rajoy también ha avisado a su equipo, y al propio Feijóo, de que si en 2015 se ve políticamente amortizado, no dudará en “echarse a un lado” e impulsar la candidatura del presidente de la Xunta en las próximas generales.

 

Putin promulga los tratados de adhesión a Rusia de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?