Política

Ante el decisivo pleno del Congreso del día 8

Rajoy y Rubalcaba utilizaron las honras fúnebres de Adolfo Suárez para consensuar un frente anti independentista

Aprovecharon los encuentros en la capilla ardiente y en el funeral para ponerse de acuerdo sobre cómo bloquear el referéndum soberanista de Cataluña

Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba en La Moncloa.
photo_cameraMariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba en La Moncloa.

PP y PSOE rechazarán el martes que la Generalitat tenga competencia para convocar el referéndum independentista del 9 de noviembre. Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba han trabajado juntos una estrategia común, para lo cual han mantenido conversaciones personales en los encuentros de estos días con ocasión de las honras fúnebres por Adolfo Suárez. Los dos intervendrán en el Pleno, aunque cada uno con un discurso propio.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes cercanas a ambos dirigentes, “en las últimas semanas han encontrado varias ocasiones para dialogar cara a cara, y las han aprovechado”. En esas pequeñas charlas, se ha hablado “de la política en general”, pero sobre todo, de forma más específica, del pleno en el Congreso del martes dedicado a la consulta soberanista en Cataluña.

Aunque cada uno tiene su propia perspectiva sobre cómo tratar las relaciones con la Generalitat, tanto Rajoy como Rubalcaba coinciden en que el martes hay que “dar un no rotundo” a la propuesta procedente del Parlament: “No puede haber ninguna duda de que PP y PSOE están en contra del referéndum”, explican las fuentes.

Charlas durante los homenajes a Suárez

Tal y como se informó en estas páginas, el presidente del Gobierno y el jefe de la oposición llevan en contacto casi permanente desde el pasado mes de octubre. El objetivo de esas conversaciones es fijar una postura clara y común contra el desafío de Artur Mas, que escenifique un gran acuerdo entre los dos grandes partidos sobre este asunto.

Las conversaciones para buscar un discurso unitario se habían enfriado después del 'parón' navideño, y sobre todo por la negativa de Mariano Rajoy a impulsar, desde el Gobierno, un cambio en la Constitución que abra la puerta a “federalizar el Estado y dar un tratamiento especial a Cataluña”, tal y como piden el PSOE y Alfredo Pérez Rubalcaba.

Sin embargo, el contacto entre ambos ha vuelto hace apenas unas semanas, ante la cercanía del debate en el Pleno del Congreso sobre el referéndum independentista. El acercamiento definitivo se produjo, según las fuentes consultadas, aprovechando los actos de homenaje a Adolfo Suárez en los que los dos han participado.

Dirigentes de PP y PSOE consultados relatan que, una vez que Rajoy y Rubalcaba abandonaron la capilla ardiente instalada en el Congreso, “los dos caminaron juntos desde el Congreso hasta el Paseo del Prado y hablaron de la postura que ambos iban a defender en el pleno del día 8”.

El lunes, en el funeral de Estado celebrado en La Almudena, volvieron a coincidir y de nuevo aprovecharon para intercambiar impresiones.

En esta semana, y hasta el debate del martes, “es muy probable que vuelvan a hablar”, añaden las fuentes.

Intervendrán los dos en el Congreso

Una de las incógnitas que se mantienen a día de hoy sobre el desarrollo del debate en el Pleno es si serán Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba los que intervengan y mantengan la negativa de sus partidos a la consulta soberanista.

Desde el PP reconocen que “es muy posible” que sea el propio presidente el que pida la palabra a Jesús Posada. Citan como dato relevante la decisión de Rajoy de acudir al Congreso, habiendo ese día sesión de control en el Senado: “Puede que lo haga simplemente para estar presente en el debate, pero lo lógico es que hable él”.

Portavoces oficiales del PSOE afirman que Alfredo Pérez Rubalcaba, por su parte, “es proclive a intervenir”, aunque dependerá de “si habla o no Rajoy, y también de la decisión del grupo parlamentario”.

Harán referencia a la sentencia del fiscal de Cataluña

Aunque cada uno rechazará la celebración del referéndum soberanista a su modo -Rajoy recordando que la Constitución lo impide y Rubalcaba pidiendo cambios en la Carta Magna-, ambos emplearán un mismo argumento para decir “no” al desafío de Artur Mas: la oposición mostrada por el fiscal superior de Cataluña al proyecto.

Las fuentes consultadas afirman que el escrito presentado por la Fiscalía, en respuesta a la querella contra la consulta presentada por Manos Limpias, “ha sido vital para este debate”, ya que ha ocasionado, entre otras cosas, “dudas en la propia Generalitat y la ausencia del president al pleno de la Cámara”.

El fiscal aseguraba que “el ministerio público no encuentra ningún respaldo legal para la celebración del referéndum”, y que éste “no tiene encaje en la Constitución”. Ambas afirmaciones han sido respaldadas también por Eduardo Torres-Dulce, titular de la Fiscalía General del Estado.

Así las cosas, “en apenas dos semanas, Artur Mas va a encontrar el rechazo legal y político a todo su proyecto”, aseguran desde el PP y el PSOE.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?