Política

Nervios y malestar en el partido

Rajoy retrasa hasta final de año la elección de los candidatos del PP a las municipales y autonómicas

El presidente acuerda con Cospedal realizar encuestas poco tiempo antes de la cita electoral y elegir sólo a ‘caballos ganadores’ como cabeza de lista

Mariano Rajoy y Luis de Guindos.
photo_cameraMariano Rajoy y Luis de Guindos.

Mariano Rajoy se lo va a tomar con calma. Otra vez. La elección de los candidatos del Partido Popular a las municipales y autonómicas del próximo año no se llevará a cabo antes de fin de año. El presidente repetirá la estrategia que puso en marcha con Arias Cañete en las elecciones europeas.

Según confirman a El Confidencial Digital fuentes del partido, la razón de esta decisión es principalmente demoscópica. Las elecciones Europeas celebradas el pasado mes de mayo han constatado que los ciudadanos manifiestan cada vez más tarde sus preferencias; deciden la orientación de su voto casi a última hora.

Algunos datos que manejan los expertos de Génova lo corrobora: el 70% de los españoles que votaron al PSOE en 2004 y en 2008 eligieron a su candidato en la última semana, es decir, en plena campaña electoral. Algo parecido ha vuelto a confirmarse en las Europeas, con el trasvase de votantes a Podemos apenas visualizado unos meses antes.

A juicio de los analistas del partido, esto demuestra dos cosas de las que ha tomado buena nota la dirección: a) las campañas son cada vez más importantes para determinar la orientación del voto de los ciudadanos; y b) las encuestas realizadas mucho tiempo antes del día que toca acudir a las urnas son cada vez menos fiables.

El plan que Rajoy ha pactado con Cospedal sobre la elección de los cabeza de lista para municipales y autonómicas se cimienta sobre estas dos constataciones.[OBJECT]

Se trata de elegir bien. Y eso pasa en algunos casos –explican desde el PP- por analizar con estudios de opinión qué políticos locales y regionales tienen más opciones de ganar o de obtener mayoría absoluta donde así se requiera para gobernar.

Rajoy ha dado orden de realizar encuestas internas lo más cerca posible de la cita electoral en cada región y municipio y se preguntará a los ciudadanos por sus preferencias. Entre las opciones que figurarán en esos sondeos se incluirán a los políticos tradicionales pero también se quiere incluir alguna cara nueva, alguna sorpresa. Finalmente, se anunciará la persona elegida teniendo muy en cuenta esos resultados.

La decisión de retrasar el anuncio sobre los cabeza de lista ya ha llegado a varias autonomías y localidades de peso. Y no ha sentado muy bien. Hay expectación, temor y mucha incertidumbre sobre el futuro de varios regidores, concejales y presidentes que se sienten así excluidos de un debate que les concierne, que les toca muy de cerca.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes