Política

No ha dado pistas sobre cuál es su favorito para sucederle

Rajoy se despide del PP con un recado a Aznar: “Me aparto pero no me voy. Seré leal”

El ex presidente evita la autocrítica, reivindica su labor en el Gobierno y destaca que se va sin que le echen ni los votantes ni sus compañeros de partido

Mariano Rajoy, en el Congreso Nacional Extraordinario del PP.
photo_cameraMariano Rajoy, en el Congreso Nacional Extraordinario del PP.

Mariano Rajoy ha pronunciado su último discurso como presidente nacional del Partido Popular. Un día antes de que los compromisarios elijan a su sucesor al frente del PP, el ex presidente del Gobierno se ha dirigido al plenario del Congreso Nacional Extraordinario para hacer balance y reivindicar su gestión.

Entre los aplausos de los 1.800 asistentes que llenaban el auditorio, Rajoy ha iniciado su intervención mostrándose “orgulloso de militar en el PP” y “emocionado” por todo el apoyo que había notado en todos sus años de presidente nacional, también en las últimas semanas tras anunciar su adiós a la política.

El presidente saliente del PP ha querido reivindicar con pasión las décadas que ha dedicado a la política. “He tenido el honor de ser político, y a mucha honra”, ha proclamado Rajoy entre grandes aplausos del plenario.

Eso sí, también ha admitido que la política “en ocasiones puede ser amarga e injusta”, palabras que han resonado tras relatar su salida del Gobierno por la moción de censura de Pedro Sánchez. Aunque antes ha remachado que en el PP ha sido “feliz”, y ha conocido a muchos amigos personales.

Sin autocrítica por la pérdida de Gobierno

En su despedida, Mariano Rajoy ha optado por palabras para enardecer a los dirigentes del PP. No ha realizado autocrítica, tampoco por haber perdido el Gobierno estando él al frente del Ejecutivo.

Ahí Rajoy ha querido ser contundente. “Hoy ya no estamos en el Gobierno, pero no por nada que tuviera que ver con la gestión del Gobierno”, ha sentenciado el ex presidente, sino que según él la pérdida del poder se producido “porque las cosas iban bien” y una “confabulación de perdedores e independentistas” no podía consentir que la situación continuara mejorando.

A partir de ahí ha hilvanado con un mensaje de esperanza para los dirigentes del PP en esta nueva etapa. “Los ciudadanos volverán a buscarnos”, ha declarado Rahoy, porque el proyecto del PP “es la misma España que desean la mayoría de españoles”.

Seré leal”

Rajoy se ha reivindicado por la forma en que se ha marchado: ha destacado que no se va ni porque le hayan echado los ciudadanos en las unas, ni porque le hayan defenestrado sus compañeros de partido.

A continuación, ha dejado lo que parece un recado a uno de los ausentes en este Congreso Nacional Extraordinario: el ex presidente José María Aznar. “Espero que se me interprete bien”, ha avisado, antes de explicar: “Me aparto, pero no me voy. No podría, porque he dejado más de media vida en este partido. Y, desde luego, seré leal”.

Esa lealtad a su partido y a quien le suceda es uno de los reproches que el actual PP ha lanzado tantos años contra Aznar. Ha sido la forma de dejar claro que él se aparta de la primera línea y que no enredará en el futuro.

En este discurso ha destacado que Rajoy no ha hecho ni una referencia al futuro, al rumbo que ahora debe tomar el partido. Tampoco ha dado pistas sobre su favorito entre Soraya Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo