Política

Rubalcaba prepara la renovación del socialismo vasco. Apuesta por Rodolfo Ares como nuevo líder del PSE y busca un puesto para Patxi López en el Senado

Las elecciones del próximo 21 de octubre marcarán un antes y un después en el Partido Socialista de Euskadi. Ferraz da por seguro que no podrá formar parte del nuevo Gobierno y ya está diseñando una completa renovación que afectará a la cúpula de la organización en el País Vasco.

Las encuentras internas que manejan los socialistas hablan de una clara derrota. Según los datos que poseen, el PSE pasará a ser la tercera fuerza más votada en el País Vasco. La lehendakaritza quedará en manos del PNV o de EH Bildu. Dan por seguro, por tanto, que los socialistas pasarán a formar parte de la oposición en el Parlamento de Vitoria.

En vista de este panorama tras el 21-O, en la sede federal del PSOE ya están trabajando en la transición que deberá afrontar el partido, que logró hacer historia en el País Vasco y desbancar al PNV de Ajuria Enea después de 30 años en el Gobierno.

Según confirman a El Confidencial Digital fuentes bien informadas del PSE, Patxi López no continuará como líder del grupo parlamentario socialista en la oposición. Una vez consumada la previsible derrota electoral, el lehendakari pondrá rumbo a un nuevo destino: Madrid.

Las mismas fuentes afirman que el PSOE ya le está buscando un sitio a López en la capital. La opción que más posibilidades tiene de salir adelante es que el lehendakari se convierta en senador. Una vía que permitiría dar este paso sería que el socialista fuera nominado por el Parlamento vasco. Es la figura conocida con el nombre de “senador por designación autonómica”.

Lo que pretende Ferraz es que el lehendakari traslade su lugar de trabajo de Vitoria a Madrid y se involucre en el día a día de la ejecutiva del partido. Un escaño en el Senado le daría algo de “visibilidad mediática”, que va a perder al abandonar Ajuria Enea. Sería, eso sí, un cargo meramente representativo.

Pacto cerrado con Rubalcaba

Rubalcaba y Patxi López ya pactaron en su día una alianza para gobernar el PSOE, tal y como contó ECD. Hace ya doce meses en Ferraz ya se daba por hecho que Patxi López nunca más volvería a ser lehendakari –leer noticia-.

Incluso se llegó a maneja la posibilidad de que Patxi López se convirtiera en el sucesor de Rubalcaba, extremo que, en este momento, ha descartado el propio líder del PSOE.

Ares se haría con el partido

En esta maniobra el sucesor de Patxi López en el socialismo vasco es Rodolfo Ares. Ha sido la mano derecha del lehendakari en su más de tres años de Gobierno y un hombre de la máxima confianza del secretario general del PSOE.

Conoce, además, todos los entresijos de la política vasca. Estuvo presente en las conversaciones del santuario de Loyola, junto al PNV y a la izquierda abertzale, y ha dirigido el día a día para acabar con el terrorismo en el País Vasco.

Las fuentes consultadas por ECD afirman que él se encargará de dirigir el PSE cuando Patxi López ponga rumbo a Madrid. Este el plan de Alfredo Pérez Rubalcaba.

El problema: la mujer de Patxi López

No es la primera vez que Rubalcaba intenta traerse a Patxi López a Madrid. Cuando se hizo con las riendas del partido, en el Congreso socialista de Sevilla, ya le propuso ocupar un cargo de máxima responsabilidad en la ejecutiva del PSOE en Ferraz. Sin embargo, el lehendakari rechazó la oferta de involucrarse en la política madrileña. Aseguran que su mujer tuvo mucho que ver en aquella decisión.

Tal y como contó ECD, Begoña Gil, ex concejal socialista en el ayuntamiento de Bilbao, se negó en su día en redondo –léalo aquí-. No quería oír hablar de la capital, pero ahora, según aseguran en su entorno, su actitud está cambiando: es consciente de que la trayectoria de Patxi López en el País Vasco está agotada y su futuro pasa por Madrid.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?