Política

Problemas con un magistrado

El Supremo aplaza la revisión de la sentencia del 9-N

La vista para estudiar el recurso a la condena de Artur Mas por desobediencia estaba prevista para el 25 de abril

Artur Mas.
photo_cameraArtur Mas.

Hace poco más de un año, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña condenó a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por organizar la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014, lo que constituyó un delito de desobediencia. Los tres recurrieron el fallo al Tribunal Supremo, pero la Sala todavía no se ha pronunciado sobre el asunto.


Y no tiene fecha prevista para hacerlo. Según ha podido saber El Confidencial Digital, la vista, fijada para el próximo miércoles 25 de abril, se ha pospuesto sine die a causa de los cambios que se han producido en la Sala.

Dos meses después de conocerse la sentencia, Mas, Ortega y Rigau la recurrieron al Supremo alegando que vulneraba varios derechos fundamentales recogidos en la Constitución: el de igualdad ante la ley, la libertad ideológica, de expresión, la libre participación de los ciudadanos en los asuntos públicos y una tutela judicial efectiva.

La Fiscalía del TSJC también presentó su propio recurso, al entender que los tres encausados debían haber recibido una condena por un delito de prevaricación, delito del que fueron absueltos por el tribunal. El ponente de la sentencia fue Jesús Barrientos, presidente del TSJC; y los otros dos jueces, Carlos Ramos y Eduardo Rodríguez.

El tribunal designado en el Supremo para resolver sobre los recursos estaba compuesto por los magistrados Julián Sánchez Melgar (ponente), Luciano Varela, Alberto Jorge, Antonio del Moral, Andrés Palomo y Vicente Magro.

Sin embargo, el inesperado fallecimiento de José Manuel Maza en noviembre obligó al Gobierno a designar un nuevo fiscal general del Estado, y la elección recayó en el magistrado Sánchez Melgar.

Su nombramiento como fiscal general del Estado imposibilita que continúe ejerciendo como magistrado en el Supremo, pese a que mantiene la plaza en la Sala Segunda para cuando abandone el cargo en el Ministerio Público.

Por tanto, falta un magistrado que le sustituya y la Sala de Gobierno aún no ha determinado quién será, según han confirmado fuentes cercanas al caso a El Confidencial Digital.

Los otros magistrados de la Sala de lo Penal son el presidente, Manuel Marchena; Andrés Martínez Arrieta, Miguel Colmenero, Francisco Monterde, Juan Ramón Berdugo, Ana María Ferrer y Pablo Llarena, el instructor del procés.


Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable