Política

Prepara su salto a Madrid tras el 26-J

Susana Díaz plantea las generales como un plebiscito a su persona

Se ha blindado ante Ferraz en dos frentes: Nadie tocará las listas de Andalucía y organizará sus propios actos de campaña

Susana Díaz durante un acto del PSOE.
photo_cameraSusana Díaz durante un acto del PSOE.

La batalla entre Pedro Sánchez y Susana Díaz una vez celebradas las generales del 26 de junio ya ha empezado, aunque ahora toque periodo de “guerra fría”. La dirigente andaluza, de cara a esos comicios y a la campaña electoral, se ha blindado ante Ferraz y ya prepara para la nueva cita ante las urnas como un plebiscito a su propia persona.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy próximos a Susana Díaz, la presidenta de la Junta tiene cerradas, desde la semana pasada, las listas de toda su federación regional de cara al 26-J, a pesar de que estas, sobre el papel, deben ser ratificadas aún por Ferraz antes del 23 de mayo.

La dirección nacional, de hecho, ya ha sido informada de la postura de Díaz sin plantear objeciones, en unos días en los que prepara cambios en la lista por Madrid encabezada por Pedro Sánchez, tras la marcha de Meritxell Batet y de Irene Lozano.

De esta forma, la presidenta de la Junta ha cumplido con uno de sus principales objetivos de cara a estas nuevas elecciones: que nadie del partido tocara sus candidaturas para tener garantizada la presencia de sus afines en el Congreso de los Diputados, de cara a una nueva legislatura en la que ella, definitivamente, quiere dar el salto a Madrid.

Hará su propia campaña

Una vez blindadas las listas del PSOE andaluz de cara al 26-J, el otro gran objetivo de Díaz era tener libertad de movimientos para organizar, por su cuenta, los actos de campaña que realizará ella y todos los representantes de la federación.

La sevillana ha aprovechado la actual debilidad de Ferraz, con la lista de Sánchez aún por cerrar, para ir preparando los mitines de su federación, sin pactarlos con ningún representante de la ejecutiva nacional.

Las fuentes consultadas dan por segura alguna “visita” de Sánchez, pero lo cierto es que el secretario general y la presidenta de la Junta harán “campañas paralelas” en las que cada uno hará la guerra por su lado. De hecho, Díaz no descarta llevar a la región a representantes del PSOE poco afines al candidato a La Moncloa, como José Luis Rodríguez Zapatero, Eduardo Madina y Carme Chacón.

Objetivo: empezar a ganar a Sánchez el 26-J

Desde el PSOE andaluz reconocen que Díaz está actuando de esta forma porque ve en las próximas generales la primera ronda del enfrentamiento que tendrá con Sánchez en el próximo congreso nacional del partido.

La dirigente regional va con sus propios candidatos y su propia campaña a las elecciones para hacer suyo el triunfo del PSOE en Andalucía. Los datos demoscópicos que maneja apuntan a un crecimiento del partido en esta autonomía, que contrastaría con el descenso de votos a nivel general.

De esta forma, Díaz pretende vender, posteriormente, que ella sí ganó las generales en su circunscripción, mientras que Sánchez fracasó en Madrid y en el resto del país.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?