Política

“De Manuel Chaves se debe encargar Pedro Sánchez”

Susana Díaz ha decidido retirar a José Antonio Griñán del Senado

No va a renovar su escaño por designación autonómica. Es una cesión para facilitar la investidura como presidenta de la Junta

Susana Díaz y José Antonio Griñán.
photo_cameraSusana Díaz y José Antonio Griñán.

José Antonio Griñán declaró ayer en el Tribunal Supremo por el caso de los ERE y Susana Díaz volvió a insistir en que no pedirá su dimisión, ni la de Chaves, hasta que sean acusado de un delito. Sin embargo, la presidenta de la Junta ofrecerá al resto de partidos andaluces una posible solución para el cese del senador, con el objetivo de que faciliten su investidura.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy próximos a Susana Díaz, la sevillana tiene ya una hoja de ruta para responder a las exigencias de PP, Podemos y Ciudadanos, que condicionan un posible apoyo parlamentario en el debate de investidura a la expulsión de Griñán y Chaves.

En concreto, la presidenta de la Junta planteará, en la segunda ronda de contactos con estas formaciones, la composición de la Mesa del próximo Parlamento de Andalucía, así como la negociación de los nuevos senadores por designación autonómica. Será entonces cuando Díaz ofrezca la marcha de la Cámara Alta de José Antonio Griñán.

No será propuesto en la lista socialista

Las fuentes socialistas consultadas por ECD explican que, una vez constituido el Parlamento el próximo 16 de abril, los grupos parlamentarios empezarán a proponer sus representantes en la Mesa y a aquellos diputados que, a través de la Cámara, puedan convertirse en senadores durante la próxima legislatura.

La idea de Díaz es que en la lista de candidatos del PSOE a llegar al Senado por designación autonómica aparecerán “nuevos nombres”, y “no se propondrá la renovación en el cargo de José Antonio Griñán”. De esta forma, el ex presidente de la Junta “no sería expulsado, simplemente no renovaría su cargo”.

Esa oferta, no obstante, no podría concretarse hasta después de que Díaz fuese investida presidenta, ya que las designaciones de senadores a través del Parlamento se realizan en sesiones posteriores a la de la investidura.

De esta forma, la sevillana “ganaría tiempo” a la espera de que avance el proceso contra Chaves y Griñán o a una decisión por parte de Ferraz, pero ya con el compromiso de abrirle la puerta de salida del Senado a Griñán para obtener el respaldo de los partidos de la oposición.

Además, en el PSOE andaluz se da por hecho que el predecesor de Díaz al frente de la Junta “ya quiere irse de la Cámara”, y preferiría “marcharse por no ser renovado que por una expulsión por parte de Ferraz”.

Nueva pelota en el tejado de Sánchez

En el entorno de Díaz admiten a este diario que la presidenta de la Junta solo tiene competencias para apartar de Griñán del Senado, por lo que la expulsión de Manuel Chaves del Congreso no depende de ella sino de la dirección federal del PSOE. Y así se lo trasladará a los líderes del PP, Podemos y Ciudadanos en la siguiente ronda de contactos.

De esta forma, Díaz vuelve a lanzar una nueva pelota contra el tejado de Pedro Sánchez, único que puede decidir sobre la expulsión de los dos ex presidentes de la Junta: “Solo el, a través del Comisión Ejecutiva, puede cesarlos de forma inmediata. Susana simplemente ha buscado un recurso propio para la marcha de Griñán a la espera de lo que decida Madrid”.

En el PSOE andaluz recuerdan que, si Sánchez no ha actuado contra Griñán y Chaves es porque también está a a la espera de que sean acusados de algún delito concreto: “Con López Aguilar se ha actuado rápidamente porque tendrá que declarar por presuntos malos tratos”.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable