Política

Tomás Gómez no se plantea ser sucesor de Zapatero, insiste en limitar los mandatos y afirma que no ha pedido a Pedro Castro que renuncie a presentarse en Getafe

El ganador de las primarias socialistas en Madrid, frente al aparato del partido, Tomás Gómez, no se planteará ser candidato a presidente del Gobierno si Zapatero renuncia a presentarse a las generales. Es lo que afirmó este viernes en el Foro Europa.

Tomás Gómez estuvo muy arropado políticamente, con la presencia en el desayuno, organizado por Europa Press, de Manuel Chaves, José Blanco, Marcelino Iglesias y José Bono, además de otros socialistas como Joaquín Leguina, Consuelo Rumí, Eduardo Sotillos... Chaves y Blanco abandonaron la sala a las 9:30 de la mañana, para acudir al consejo de ministros, que por primera vez presidió Rubalcaba por ausencia de Zapatero.

Estaban igualmente presentes socialistas que, como José Blanco, fueron partidarios de Trinidad Jiménez en las primarias, como Jaime Lissavetzky, Pedro Zerolo y Pedro Castro. Del ámbito empresarial, Florentino Pérez, Arturo Fernández, Ricardo Martí Fluxá, Fernando Giménez Barriocanal y Marcos de Quintos.

Entre otras cosas, a lo largo de la intervención Tomás Gómez dijo:

-- Las primarias en Madrid han representado una gran campaña de publicidad para el PSM.

-- Con las primarias hemos conseguido “liderarnos a nosotros mismos”.

-- Duras críticas a Esperanza Aguirre y al gobierno de la Comunidad de Madrid, que calificó de “derecha radical”. Volvió a esgrimir las acusaciones de “integrismo religioso”.

-- Hay una desproporción entre los apoyos mediáticos que tiene la derecha y los que tiene la izquierda.

-- Más que de socialismo habló de “socialdemocracia”.

-- Cuando dijo que Madrid tiene “las mejores constructoras del mundo”, Florentino Pérez, presidente de ACS, no pudo evitar sonreír.

-- Se le preguntó si, como se ha publicado, ha pedido a Pedro Castro, ‘perdedor’ de las primerias de Madrid, que no sea candidato en las municipales. Lo negó, añadiendo que esa lista ya está aprobada por la ejecutiva federal.

-- A propósito de que Pedro Castro lleva 27 años como alcalde de Getafe, se le preguntó por la limitación de los mandatos a dos. Respondió que, como reflexión de fondo y futura (“en el corto plazo es absurdo”), debe establecerse la limitación. Pero no es un solo partido sino para todos.

-- Sobre insultos y calificativos, le preguntaron sobre las palabras del portavoz socialista en el ayuntamiento de Parla llamando a una concejala del PP “cabaretera” y “chica fácil”. Negó que hubiera ocurrido, y afirmó que ésa no es la línea de su partido.

-- Respecto al asunto Sánchez Dragó y las prostitutas japonesas de 13 años, lo calificó de “barbaridad” y recordó que han pedido el cese de sus colaboraciones en medios públicos como Telemadrid.

-- No quiso revelar si en la sala se encontraba la ‘número dos’ de su candidatura: hasta enero no se abordará el asunto. Pero ratifico que será una “lista cremallera”, es decir, paritaria. Dijo que en las listas “no habrá venganzas contra nadie” por lo ocurrido en las primarias.

-- Calificó de “desastre” la gestión de Ruiz Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid, aludiendo al fuerte endeudamiento. “Es incapaz de gobernar la economía de Madrid. Es la peor gestión que se ha hecho”.

-- ¿Debe seguir optando Madrid a unos Juegos Olímpicos? Madrid no puede permitirse una tercera derrota. Habrá que pensarlo.

-- Criticó que Esperanza Aguirre se haya negado a un debate con él, como le notificó el jueves por carta. Se enteró al mismo tiempo que la prensa, ya que la presidenta la envió también a los medios.

-- Contrario a la propuesta de Mariano Rajoy de “repensar las autonomías”. Lo calificó de “discurso de renacionalización”, y dijo que lo que hay plantearse es “la eficiencia de las autonomías”.

-- Preguntado si es partidario de un sistema federal, respondió que el debate territorial está cerrado. No es momento de abrirlo. “España es un Estado, un país y una nación, aunque sea nación de naciones”.

-- Sobre la vicepresidencia de Rubalcaba (uno de los que más se enfrentó a él en las primarias) dijo que ahora hay un Gobierno fuerte, y que ese nombramiento no había que verlo en clave sucesoria.

Preguntado por ECD si, en el supuesto de que Zapatero no fuera candidato en 2012, él daría “un paso adelante” para encabezar las listas nacionales del PSOE, Tomás Gómez respondió que su compromiso “es con Madrid”, insistiendo en que no es “un político profesional”, su profesión no es la política, y que ahora lo que busca es “un sueño autonómico”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?