Política

Financiación de Podemos

Wikileaks reveló que la inteligencia iraní movía dinero a través de Venezuela y Dubái

Cables diplomáticos de Estados Unidos aludían a una trama de blanqueo de capitales por parte de ex oficiales de la Guardia Revolucionaria

Imagen aérea de Dubái.
photo_cameraImagen aérea de Dubái.

Continúa en marcha la investigación de la UDEF y el CNI sobre la supuesta financiación irregular de Podemos con dinero procedente de Irán. Las sospechas se central en el complejo entramado empresarial dubaití desde el que partían las transferencias hacia HispanTV. Estados Unidos seguía de cerca este tipo de movimientos, tal y como quedó reflejado en documentos filtrados por Wikileaks. Tras ellos había miembros de la inteligencia iraní.


Los 9,3 millones de euros llegaron a la cadena de televisión iraní en España desde de varios paraísos fiscales como Belice, Hong Kong o –principalmente- Dubái. Las empresas ordenantes de dichos ingresos –la mayoría de ellos realizados a través del banco Emirates NBD- están bajo investigación para determinar si se trata de sociedades instrumentales al servicio del régimen de Teherán, y si parte del dinero que acabó en manos de Pablo Iglesias llegó de forma ‘teledirigida’ a través de dicho entramado.

Como contó ECD, la inteligencia española ha descubierto algunas de las 18 empresas que figuran como pagadores de HispanTV hay compañías que no tienen apenas actividad real, operan en sectores muy diversos –pero nunca en el de medios de comunicación- e incluso sostienen grandes estructuras –sobre el papel- con apenas un par de empleados.

Según fuentes a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, se trataría de entes a los que recurren en ocasiones los servicios de seguridad de países como Irán para poder mover libremente capitales desde Irán hasta otros países saltándose así las sanciones impuestas por las Naciones Unidas y Estados Unidos a raíz del programa nuclear de Teherán.

EE.UU., tras la pista de las empresas ‘fantasma’ iraníes

No sería la primera vez que ocurre algo similar. Estados Unidos lleva una década investigando este tipo de entramados societarios con raíces en el Golfo Pérsico, tal y como revelaron algunos de los cables diplomáticos filtrados por Wikileaks.

Durante el Gobierno de George W. Bush, Estados Unidos desplegó una red de observadores en Emiratos Árabes Unidos –con una oficina regional en Dubái- para recoger información sobre los movimientos financieros del régimen de Teherán.

En un cable de 2009, con sello SIPDIS –que llevan aquellos que son trasmitidos exclusivamente por el protocolo secreto de comunicaciones del Departamento de Defensa, el SIPRNet-, un informante denominado ‘observador iraní’ advertía de la presencia en Bakú (Azerbaiyán) de un entramado de ex oficiales de la Guardia Revolucionaria que se trabajaban todavía para la inteligencia iraní en tareas de blanqueamiento de capitales.

Para ello, utilizaban empresas ‘fantasma’ a las que presuntamente financiaron a HispanTV entre 2012 y 2014. Los investigadores recalcan que se trata de firmas que se asemejan mucho a las que reflejan los papeles de la UDEF.

Los bancos de Dubái formaban parte de la trama, ya que desde ahí se operaba con otros países para derivar fondos. Principalmente a Venezuela.

Blanqueó de dinero iraní a través de Venezuela

Los países latinoamericanos se convirtieron durante los años de bloqueo económico a Irán en una plataforma importante para el lavado de dinero procedente de Teherán. Según recoge otro de los cables filtrados por Wikileaks, un empresario sirio con vínculos con la familia Al Assad confirmó que Irán estaba moviendo dinero principalmente desde Venezuela con destino a Europa.


Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?